La bodega Malaparte busca mecenas para un vino con Rufete

Elisa de Frutos y Rubén Salamanca en su bodega con el primer vino del proyecto Uvas Nómadas.
Elisa de Frutos y Rubén Salamanca en su bodega con el primer vino del proyecto Uvas Nómadas. / Mónica Rico

La iniciativa de 'crowdfunding' comenzó en la campaña 2013-2014

MÓNICA RICOSegovia

Elisa de Frutos y Rubén Salamanca, jóvenes viticultores de la bodega cuellarana Vinos Malaparte, acaban de poner en marcha una nueva edición del proyecto Uvas Nómadas, una iniciativa de ‘crowdfunding’ o micromecenazgo que comenzó en la campaña 2013-2014 con la elaboración de un vino con variedad garnacha procedente de Cebreros (Ávila). Continuó con una tinta de Toro, una mencía de León y un vino blanco de Cigales.

Con Uvas Nómadas pretendían elaborar vinos con las distintas variedades de uva autóctonas que existen en la Península. Para la quinta edición del proyecto, se han propuesto vinificar uva de la variedad rufete, de un viñedo de la Sierra de Francia, en Salamanca, con un ligero envejecimiento en barrica de cuatro meses. Para ello, hace unas semanas viajaron a conocer la zona y contactaron en San Esteban de la Sierra con los propietarios y elaboradores de la cooperativa San Esteban, quienes les enseñaron la zona y les ayudarán hasta que la uva se vendimie. El vino se elaborará con la fruta de un viñedo situado en Molinillo, con una edad media de 80 años en suelos de pizarra.

Según el calendario previsto, a finales de agosto o principios de septiembre se llevará a cabo la vendimia y con ella el inicio del proceso de elaboración. Se trasladará la uva hasta Cuéllar, donde se vinificará en la bodega local. Un proceso del que se informará puntualmente a todos los pequeños mecenas que colaboren en el proyecto. Tras la primera fermentación, se esperará a que la maloláctica termine por Navidad, para después hacer una crianza en barricas de unos meses. Luego llegará el embotellado. Se espera que en primavera de 2018 el vino esté listo para entregar a todos los que colaboran en el proyecto.

Aportaciones

Al igual que en anteriores ediciones, el proyecto de ‘crowdfunding’ se encuentra en la web www.verkami.com, bajo el nombre Uvas Nómadas. Allí, los interesados pueden aportar su granito de arena a partir de 30 euros, con lo que recibirán cuatro botellas de vino. También se pueden realizar aportaciones de 42 euros, que se traducirán en seis botellas de vino y sal de rufete; de 84 euros, con el envío de doce botellas, sal de rufete y una bolsa de tela serigrafiada; o de 420 euros, una oferta destinada especialmente a tiendas, vinotecas o restaurantes. Con ella se entregarán 60 botellas de vino y dos cajas de seis botellas de Malaparte tempranillo, otro de los caldos que se elaboran en la bodega.

Todo el dinero recaudado se destina íntegramente a la elaboración del vino, desde la compra de la uva, su transporte a bodega, la vinificación, el embotellado, etiquetado y distribución. En esta ocasión se realizarán entre 1.400 y 1.900 botellas en un proyecto que ya ha conseguido casi 7.000 euros de los 6.000 previstos para realizar el vino. Quienes estén interesados en ser micromecenas de esta idea, aún tienen 25 días para realizar sus aportaciones.

Fotos

Vídeos