Bodas de plata en la capilla de la gasolinera de Valseca

Celebración en la capilla d ela gasolinera de Valseca./Antonio Tanarro
Celebración en la capilla d ela gasolinera de Valseca. / Antonio Tanarro

Gasóleos San Medel celebra su 25 aniversario con una misa en la estación de servicio

EVA ESTEBANSegovia

Una misa en la capilla para «amigos y conocidos» y una reconfortante comida fue la forma con la que la empresa familiar Gasóleos San Medel celebró ayer su 25 aniversario. La gasolinera, ubicada en Valseca, fue fundada hace un cuarto de siglo por un matrimonio de la localidad, Faustino Lázaro y Pilar Sanz. Desde entonces sus descendientes no han dudado en seguir la tradición familiar y hacerse cargo del negocio.

En la actualidad, y desde el año 2012, son Mónica y Óscar Martín, nietos de los fundadores, y su madre, Eva Lázaro, los encargados de gestionarlo: «Al principio no teníamos ni idea, pero mi padre, desde la camilla de la UVI, cogía el ordenador y nos enseñaba cómo llevar el negocio», relata Mónica Martín. Los inicios –recuerda– no fueron buenos para ella, puesto que se había dedicado «toda la vida» a la docencia. «Si no es por los empleados, no hubiéramos podido salir adelante», apostilla.

Si hay algo que hace que esta gasolinera se demarque del resto es la ermita-capilla colindante a la estación de servicio. Fue construida «a la par» que el negocio, y tal y como asegura Mónica Martín, «son muchos los conductores que paran a repostar» y entran en ella «no solo a rezar, sino también a dejar fotografías de familiares, dinero o a pedir por sus conocidos».

Está abierta al público «todos los días»; pero cada 25 de mayo vecinos tanto de Valseca como de los pueblos de alrededor acuden a la ermita para celebrar una misa en honor a San Cristóbal:«Es un día especial y nos gusta mantener las tradiciones», concluye.

Fotos

Vídeos