«Está bien que coman queso y jamón, pero hay una familia que se va a la calle»

Los miembros de la plataforma Afectados por la Hipoteca en Segovia, conversan con el concejal, Alfonso Reguera, minutos antes de la inauguración de la Feria del Jamón. / Antonio Tanarro

La protesta por un desahucio irrumpe en la Feria del Jamón

LAURA MARTÍNEZ Segovia

La plataforma de Afectados por la Hipoteca de Segovia realizó una concentración esta mañana frente a la sede de Bankia de la avenida del Acueducto como reivindicación por el desahucio de una familia del barrio de La Albuera. Los Jorge Lázaro deben abandonar su casa el próximo lunes 18 a las 12 de la mañana. El núcleo familiar cuenta con dos hijos, uno de ellos menos de edad, y con unos ingresos que no superan los cuatrocientos euros. Al no poder afrontar el pago de la hipoteca que contrataron en el año 2009 y «tras haber realizado todos los requerimientos correspondientes», según contó Soledad Sacristán, miembro de la plataforma, el juzgado número 1 de la capital dictaminó que esta familia segoviana no puede optar a una moratoria que, gracias a la ley 5/2017, ampliaría el plazo para saldar la deuda con la entidad bancaria, Bankia, hasta 2020.

Esta familia se puso en contacto con la plataforma el pasado martes, «un poco tarde, ya que desconocíamos que en Segovia existiera una plataforma de estas características», afirmó Miriam Lázaro, madre de la familia afectada por la orden de lanzamiento. En primera instancia, pidieron ayuda a los Servicios Sociales y a Cáritas, que fue quien les habló de Afectados por la Hipoteca. «No tenemos niguna alternativa. El Ayuntamiento se ofreció a pagarnos dos meses de alquiler, pero nadie quiere hacer un contrato con nosotros porque no les podemos garantizar el pago una vez pasen esos dos meses», añadió Lázaro.

Aprovechando la presencia de varias autoridades del Ayuntamiento de Segovia en la inauguración de la V Feria del Jamón, algunos miembros de la plataforma, se dirigieron a Alfonso Reguera, concejal de Economía, Hacienda y Urbanismo del consitorio segoviano, en busca de apoyo institucional. El concejal se limitó a repetirles la oferta del pago de dos meses de alquiler desde el ayuntamiento. «Está bien que coman queso y jamón, pero hay una familia que se va a la calle», aseveró Sacristán, miembro de la plataforma. Al grito de 'casas sin gente y gente sin casas', los alrededor de treinta integrantes de la asociación, mostraron su descontento mientras abandonaban el lugar permitiendo el comienzo del acto inaugural de la feria. 'Este desahucio lo vamos a parar' fue uno de los cánticos con los que se despidieron, asegurando que «nos quedaremos aquí hasta que el cuerpo nos aguante y hasta que haya una solución, porque no se puede dejar a esta familia en la calle», sentenció Soledad Sacristán.

Fotos

Vídeos