El Ayuntamiento de Segovia propone buscar una alternativa a la presa del Ciguiñuela

La ministra de Agricultura y la alcaldesa de Segovia, durante una reunión. /El Norte
La ministra de Agricultura y la alcaldesa de Segovia, durante una reunión. / El Norte

El Gobierno mantiene su voluntad de seguir adelante con la infraestructura, de 49 hectómetros cúbicos

CLAUDIA CARRASCALSegovia

Los técnicos municipales, responsables de los Ministerios de Fomento y Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), se han reunido esta semana para avanzar en los aspectos técnicos de la solución para el abastecimiento de agua de Segovia.

Durante esta reunión el Ministerio mantuvo su voluntad de seguir adelante con el proyecto de la presa del Ciguiñuela de 49 hectómetros cúbicos, tal y como confirmó ayer la alcaldesa, Clara Luquero, durante la rueda de prensa en la que dio a conocer los asuntos abordados en la junta de gobierno local. De ser así, el Consistorio «actuará de acuerdo con la ley presentando las alegaciones correspondientes», confirmó.

Asimismo, la alcaldesa indicó que si el proyecto sigue adelante se reunirá con las asociaciones de vecinos de la ciudad para informarles de la situación. También de los perjuicios que supone para Segovia contar con una presa de estas dimensiones a tan solo 1,8 kilómetros del término municipal. Por lo que Luquero no descarta que se produzcan movilizaciones por parte de la sociedad segoviana para evitar la construcción de esta «macropresa». Eso sí, explicó que esperarán a reunirse con los responsables de la Confederación Hidrográfica del Duero antes de dar ningún paso.

Luquero insiste en que la mejor alternativa y con menos impacto es la recrecida del embalse de Puente Alta en la Sierra de Guadarrama. El impacto medioambiental, que es el argumento que alega el Ministerio para rechazar este proyecto sería menor que en Ciguiñuela, ya que es una zona muy marcada por la importa humana. «Existe una carretera y una presa en la misma zona por lo que el impacto de una presa de seis hectómetros cúbicos no sería tan perjudicial», alegó. Eso sí, reconoce que a 50 metros se encuentra en un espacio de protección de aves, que preocupa a la Ministerio.

La presa de Puente Alta sería suficiente para resolver las necesidades de consumo de la ciudad de Segovia y de los pueblos de le entorno. Sin embargo, la intención del Gobierno es ampliar el esfuerzo inversor y amortizarlo ahondando en otros usos como la disposición de agua para el riego de la provincia de Valladolid y de pueblos de Segovia.

Por este motivo, Luquero defiende que de no producirse el acuerdo entre las partes implicadas la mejor alternativa es buscar una tercera vía. «Es una cuestión de sentido común, si nadie está de acuerdo habrá que buscar una solución que se encuentre en un punto intermedio de las propuestas», puntualizó. No descarta que esta tercera vía se encuentre en la presa de Ciguiñuela, pero con una propuesta más razonable para los segovianos. Esta postura está en sintonía con la que defendía hace unos días el grupo municipal del C’s, que también proponía una tercera vía a la que se llegara de manera consensuada con todos los agentes sociales de Segovia para evitar que Ciguiñuela se convierta en una realidad.

En cuanto a las necesidades de agua en la ciudad Luquero confirmó que, a pesar de la sequía que ha azotado a la provincia este año, no se ha planteado medidas extremas porque el embalse del Pontón se encuentra al 57 %, lo que supone una crecida del 12 % en una semana. El de Puente Alta también ha superado ya la mitad de su capacidad llegando al 51 %.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos