El plan para proteger el Acueducto cortará Ochoa Ondategui y alejará los bolardos 24 metros

Una de las pruebas realizadas con conos en la plaza de la Artillería./Antonio de Torre
Una de las pruebas realizadas con conos en la plaza de la Artillería. / Antonio de Torre

Las obras de alejamiento del tráfico del monumento también obligarán a trasladar la parada de taxis a la estación meteorológica

QUIQUE YUSTESegovia

Antes de que acabe el año la plaza de la Artillería presentará una nueva ordenación del tráfico. Esa es la intención del Ayuntamiento de Segovia, que ha presentado el proyecto con el que busca alejar la circulación de vehículos del Acueducto. Las obras comenzarán «lo antes posible» y tendrán un plazo de ejecución aproximado de tres semanas.

La principal consecuencia de la nueva reordenación del tráfico es el corte de la circulación por la calle Ochoa Ondategui con la instalación de tres bolardos en el cruce de dicha vía con la calle Alamillo. La alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero, destacó el «carácter consensuado» de la decisión tomada junto a la asociación de vecinos del barrio de El Salvador, anunciando futuras reuniones en las que se estudiará un posible cambio de sentido en varias calles del barrio para favorecer la circulación.

También se trasladará la actual parada de taxis después de las negociaciones mantenidas con la asociación del sector en Segovia. Su nueva ubicación será la zona de la estación meteorológica. El habitual aparcamiento de motocicletas, situado en la actualidad en la plaza de la Artillería (junto a la calle Ochoa Ondategui), también se desplazará, siendo la ubicación más probable la zona de la Unión Previsora, entre Vía Roma y el paseo de Santo Domingo.

Se instalarán los actuales bolardos de granito unidos con cadenas a 24 metros del Acueducto, generando un mayor espacio peatonal en las proximidades del monumento romano. Además, se pintarán sobre el adoquín dos pequeñas isletas para facilitar la circulación de los vehículos. Una de ellas permitirá el acceso del transporte urbano a la parada de la plaza de la Artillería desde la calle San Juan.

Por último, las habituales paradas para dejar y recoger gente a los pies del Acueducto tendrán que producirse al inicio de Vía Roma, donde la Policía Local será permisiva hasta cierto punto: «Se dejará el tiempo estrictamente necesario para dejar o recoger, no para esparar», afirmó el jefe de la Policía Local, Julio Rodríguez Fuentetaja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos