Crece el peligro de aludes en la sierra de Guadarrama

Máquina quitanieves trabaja en la limpieza de la vía en el puerto de Navacerrada. /Antonio de Torre
Máquina quitanieves trabaja en la limpieza de la vía en el puerto de Navacerrada. / Antonio de Torre
Segovia

La Agencia Estatal de Meteorología advierte del riesgo de desprendimientos de tamaño 3 en una escala de 1 al 5

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Primero fue la nevada, luego el intenso frío y el hielo y ahora otra amenaza se localiza en la sierra. Las copiosas precipitaciones de los días pasados han hecho que «aumente significativamente el peligro de aludes en la zona del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama», advierte la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). El aviso se alarga hasta la medianoche del domingo al lunes. En la escala europea que mide del 1 al 5 el peligro de que se produzcan estos fenómenos, la alerta para esta zona alcanzaba el nivel 3.

Esto significa que el desprendimiento es mediano. Aun así, ese tamaño es suficiente para enterrar o destruir un coche, dañar un camión, destrozar un edificio pequeño o romper un número pequeño de árboles. Aunque es poco probable, la agencia no descarta que la posibilidad de que se produzca algún alud grande, de nivel 4.

360 toneladas de sal almacenadas

La provincia no consigue zafarse de los niveles de alerta que advierten de las adversidades meteorológicas. A falta de una, para este viernees día 9 la agencia estatal anuncia dos. Una por temperaturas mínimas muy bajas y otra por el regreso de la nieve. En las zonas montañosas el termómetro descenderá hasta los ocho grados bajo cero En cuanto a las precipitaciones, la probabilidad es alta, con acumulaciones de unos cinco centímetros a partir de los 600 y 800 metros. Frente a esta predicción, la capital segoviana mantiene la alerta, confirma la alcaldesa, Clara Luquero. Los medios materiales y humanos están listos, así como las 360 toneladas de sal que ha almacenado después de haber esparcido más de 300 en los últimos días. «No hemos escatimado en gastos para disponer de todos los medios necesarios», ha subrayado la regidora segoviana. Por su parte, los bomberos y la Policía Local continuaron ayer con la retirada de carámbanos en decenas de edificios de distintas calles.

El riesgo está latente, por lo que hay que extremar la cautela. «Se han observado aludes y el manto nivoso se considera inestable», subraya la notificación de aviso. El espesor de la nieve supera el metro en bastantes lugares y llega a los dos metros donde hay mayor acumulación. Estas condiciones favorecen aludes de nieve reciente suelta y también de placa, que pueden desencadenarse tanto al paso de una persona como espontáneamente, sobre todo en las laderas más empinadas, es decir, con ángulos de pendiente de 35 grados o superiores.

Cuidado en Peñalara

Las zonas más peligrosas en las que estas avalanchas se desatan más fácilmente y pueden ser más grandes son las pendientes empinadas, desprovistas de árboles, en cotas por encima de 1.900 o 2.000 metros, principalmente las áreas cercanas a las crestas y cordales en laderas con orientaciones sur –o sea, las que miran al suroeste, al sur y al sudeste–, especifica la advertencia de la Agencia Estatal de Meteorología. Especialmente propensas a los aludes son las laderas del circo de Peñalara, que es donde más frecuentemente suelen darse los aludes.

El manto nivoso tenderá a estabilizarse, pero lo hará lentamente debido a las bajas temperaturas. El peligro de aludes, aunque irá siendo paulatinamente menor con el paso de los días, seguirá siendo notable y deberá tenerse muy en cuenta este sábado día 10 y el domingo 11.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos