Aumenta la demanda de ayuda psicológica tras la muerte de un familiar

Óscar de la Fuente y Esmeralda García de la Fuente. /El Norte
Óscar de la Fuente y Esmeralda García de la Fuente. / El Norte

La Agencia Funeraria Santa Teresa ha prestado asesoramiento a una veintena de familias segovianas desde la implantación del servicio, a principios de año

EL NORTESegovia

El 12% de ciudadanos recibe terapia psicológica cuando se enfrenta a la muerte de un familiar, un servicio que ofrece Agencia Funeraria Santa Teresa para ayudar a los segovianos que se encuentran en esa situación. El trance de superar el fallecimiento de un ser querido conlleva un proceso de duelo que consiste en enfrentar la pérdida, en la que es «una de las experiencias más duras por las que puede pasar un ser humano a lo largo de su vida», subraya la psicóloga Esmeralda García de la Fuente.

La psicóloga señala «que la ayuda de un profesional que encauce la situación de sufrimiento que provoca la muerte de una persona cercana, puede aliviar los sentimientos de tristeza, ansiedad, ira, rabia, soledad, culpa, aislamiento o confusión que, a veces, las personas pueden sufrir, cada una a su manera».

García de la Fuente explica que el duelo, en ocasiones, «puede provocar cambios a nivel afectivo, cognitivo y/o conductual, como desorganización y cansancio, problemas de concentración o insomnio, cambios de apetito o pensamientos constantes sobre el difunto». Negación del hecho, cólera o ira, negación ficticia para disminuir el dolor, depresión y, finalmente, aceptación de la situación dolorosa son las cinco fases por las que se atraviesa. Si a la última no se llega pronto, en un plazo estimado de dos años sin recibir terapia, es recomendable buscar ayuda psicológica. Para evitar llegar a ese punto, Agencia Funeraria Santa Teresa puso en marcha a principios de este año el servicio de Asesoramiento Psicológico que ha atendido, hasta el momento, a una veintena de familias segovianas. Esta prestación es cada vez más conocida y demandada por sus beneficios. «Es un servicio que teníamos pendiente implantar y que hicimos realidad a principios de año, cumpliendo nuestro objetivo de estar siempre cerca de los segovianos y de ofrecerles servicios de calidad y confianza. Estamos satisfechos de la aceptación que está teniendo; además, cada vez es más demandado por las compañías de seguros que consideran esta ayuda muy necesaria», subraya Óscar de la Fuente, Director de Agencia Funeraria Santa Teresa.

La psicóloga Esmeralda García de la Fuente especifica que el servicio se inicia desde el momento en el que llega el familiar a las instalaciones de Agencia Funeraria Santa Teresa. «En función de sus necesidades, se planifica la terapia, con citas periódicas y atención exclusivamente psicológica, sin medicación», detalla. La finalidad, añade, «es ayudar al familiar para que aprenda a gestionar emocionalmente la situación de pérdida».

Crematorio en Cuéllar

Agencia Funeraria Santa Teresa pondrá en breve a disposición de los segovianos una nueva instalación en la provincia. En los próximos días abrirá un crematorio en Cuéllar para acercar el servicio a los vecinos de la zona. Asimismo, la empresa iniciará la construcción de tanatorios en las localidades de Fuentepelayo, Villacastín y Chañe «para poder dar un servicio de velatorio más cercano, que esperamos entren en funcionamiento a principios del año 2018».

Según explican fuentes de la empresa, «desde hace décadas, Agencia Funeraria Santa Teresa trabaja en los momentos más difíciles para ofrecer los servicios funerarios de mayor calidad cuando se produce la pérdida de seres queridos. Un equipo formado por más de sesenta personas se encuentra a su disposición las 24 horas de los 365 días del año, con el objetivo de facilitar los trámites a realizar cuando se produce un fallecimiento». El propósito es «dotar de un servicio más cercano y profesional a los segovianos». Actualmente, suma una veintena de instalaciones repartidas por toda la provincia, «ofreciendo todos los servicios funerarios necesarios para que los ciudadanos no tengan que desplazarse a otras provincias».

El crematorio de Segovia, que comenzó a funcionar hace seis años, se encuentra ubicado en la carretera de Arévalo (CL-605) , en el barrio incorporado de Zamarramala. La superficie total del inmueble es de 1.020 metros cuadrados construidos, 900 de ellos útiles. Casi 500 metros cuadrados están destinados a uso público, entre el área de duelos, capillas y oficinas. Asimismo, la zona cuenta con un amplio área de urbanización y jardinería.

Fotos

Vídeos