El asfaltado en la estación saca los autobuses a la calle

Autobuses parados en Ezequiel González durante las obras en la estación. /Antonio de Torre
Autobuses parados en Ezequiel González durante las obras en la estación. / Antonio de Torre

Las obras en el acceso a la terminal se llevarán a cabo este martes 10, entre las 8:30 y 14 horas

EL NORTESEGOVIA

El Ayuntamiento de Segovia ha iniciado este lunes el grueso de actuaciones incluida en el plan de asfaltado, ya que, como matizan fuentes del Consistorio, ya se han ejecutado algunos trabajos previos consistentes en el levantamiento de tapas de registro y fresar juntas.

Según el programa establecido por la Concejalía de Obras y Servicios que dirige Paloma Maroto, las primeras intervenciones se vana desarrollar en algunos barrios incorporados de la capital. Así, están previstas actuaciones en la plaza de la Constitución, el camino de Valverde y en la calle Escuelas de Torredondo; en la calle Real de Perogordo, y en las arterias de las Escuelas y Frontón de Fuentemilanos.

Uno de los trabajos centrales de este plan se localiza en la estación de autobuses. Tal y como informan fuentes del Ayuntamiento, las máquinas actuarán en la zona de acceso, que presenta varios hundimientos. Estos trabajos van a obligar a cortar el tráfico por este entorno. Los autocares no podrán entrar a la campa y su parada se situará en el paseo Ezequiel González de 8:30 a 14:00 horas.

Otros puntos donde trabajarán este martes 10 las cuadrillas destinadas a estas intervenciones son las calles Madrona y Antonio Machado. El miércoles 11 la previsión que manejan los representantes municipales es que se aborden las tareas de asfaltado en el barrio de La Albuera, y concretamente en las calles La Luz y Doradores.

18.000 metros cuadrados

Los trabajos se retomarán la semana del 16 de octubre. Entonces las obras se trasladarán a distintos puntos de la carretera de Villacastín, a la calle Guadarrama del polígono de El Cerro y a Gremio de los Segovianos, en el parque empresarial de Hontoria, para terminar en Madrona.

El departamento de Paloma Maroto especifica que en estas actuaciones se emplearán «distintos tipos de mezclas asfálticas dependiendo del tráfico que soporta la calle en la que se interviene». Pasados unos días, una vez que se enfríe el aglomerado asfáltico se procederá a reponer la señalización horizontal en la calzada.

El plazo previsto por los responsables de Consistorio es de un mes. El calendario de fechas es orientativo, en función de circunstancias como las condiciones meteorológicas. El plan de asfaltado va a cubrir una superficie de unos 18.000 metros cuadrados y cuenta con un presupuesto de 169.279 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos