Sacyl registra 592 casos de cáncer de mama en la provincia

Integrantes de la AECC de Segovia, con su presidenta al frente, Ana Sanjosé (izq.), muestran algunos de los artículos que se comercializan para recaudar fondos. /A. de Torre
Integrantes de la AECC de Segovia, con su presidenta al frente, Ana Sanjosé (izq.), muestran algunos de los artículos que se comercializan para recaudar fondos. / A. de Torre

La presidenta de la AECC detecta una tendencia al alza de los diagnósticos en la población que ya ha cumplido 70 años

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Ya no es solo la dureza de los tratamientos, la frecuencia de las terapias, los efectos secundarios, los de la quimioterapia... la invasión de emociones y miedos; sino que el impacto llega incluso al bolsillo, un factor que no suele entrar en consideración. El cáncer provoca el incremento de un 3% a un 7% del presupuesto dedicado a sanidad de una familia media. Cuando los ingresos son bajos o se está en el paro puede ser incluso imposible hacer frente a este gasto sin renunciar a otros también básicos. Es el cálculo que maneja la Asociación Española Contar el Cáncer (AECC).

Los ingresos además descienden como consecuencias de las bajas laborales y ante una posible pérdida de empleo. Estas circunstancias se ven agravadas por los nuevos gastos relacionados con la medicación, frecuentes desplazamientos, posibles ayudas técnicas, alimentación variada, ejercicio con apoyos... la calculadora suma angustias al ya suficientemente marcado desde las emociones diagnóstico de un cáncer.

Este jueves, 19 de octubre, se conmemora el día mundial de esta enfermedad, el que viste las calles y las solapas de rosa, el que ilumina de ese color los edificios, el que mueve a múltiples –cada vez más– asociaciones y entidades a promover solidaridad. Así, bajo el lema #TuLuchaEsMiLucha se desplegarán las tradicionales mesas informativas de la AECC en centros de salud y en el Hospital General para recordar que la investigación es fundamental para mejorar resultados y avanzar en los tratamientos.

Detección temprana

Por cierto, la junta provincial que preside Ana Sanjosé quiere presentar a mediados del mes que viene la beca sufragada con el dinero recaudado en Segovia. Además, la asociación sociosanitaria también tiene a la venta detalles y artículos en los que predomina el rosa, color simbólico de la lucha contra este tipo de tumores. Pulseras, gafas de sol o tiestos sirven para conseguir fondos que contribuyan a la causa.

El cribado y los avances terapéuticos pueden citarse como los responsables de que, desde hace dos decenios, cada año la supervivencia mejore el 1,4%. Ana Sanjosé indica que esa longevidad de los pacientes a partir del quinto año es del 90%, y baja ligeramente al 89% después del décimo.

La historia natural de un cáncer de mama permite detectarlo pronto; ya que en la mayoría de tumores, existe una fase preclínica detectable de entre uno, tres e incluso más años. La mamografía sigue siendo la prueba con una efectividad ampliamente probada. Así lo recoge una revisión científica del Instituto de Salud Pública de Navarra.

Mamografías eficaces

Es más, destaca que los resultados del metaanálisis de ocho ensayos clínicos en distintas partes del mundo permiten afirmar que el cribado mamográfico reduce la mortalidad por cáncer de pecho entre el 20% y el 30%. Gran Canaria es la comunidad con peores resultados en este sentido. Por el contrario, Navarra se erige como la región en la que descenso de la mortalidad es más acusado y probablemente no sea casualidad que sea la primera que implantó, en 1990, este programa de diagnóstico precoz. En Castilla y León se realiza desde 1992 y está implantado en las nueve provincias.

Salud Pública realiza esta prueba entre los 45 y los 69 años. Al echar el cierre del ejercicio 2016, los responsables autonómicos apuntan que el plan preventivo regional acumuló la realización de 117.318 mamografías, de las que 7.521, el 6,4%, resultaron positivas y se derivaron a la Atención Especializada por sospecha. Por provincias, el porcentaje de positivos varía desde el 5,3% de Palencia al 9,6% de Segovia, según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad.

El titular del departamento autonómico, Antonio María Sáez, alababa la semana pasada la actualización de los equipos del Hospital General de Segovia. El consejero visitó el centro y presumió de la licitación de la compra de dos nuevos mamógrafos digitales, cuyo presupuesto es de 568.000 euros; serán equipos de alta resolución y baja dosis que siguen los estándares europeos.

Uno de ellos permite realizar el estudio de mama en un proceso clínico que incluye además ecografía, resonancia magnética e intervencionismo, que permite realizar las pruebas de manera integrada con una cita única que evite demoras y recitaciones.

La presidenta de la AECC da la bienvenida a estos nuevos aparatos, pero no se olvida del retraso que acumula su implantación. De hecho, subraya que uno de ellos lleva más de un año en el limbo administrativo tras la salida a concurso, y el otro lo propició la donación a la sanidad regional hecha por el fundador del grupo Inditex, Amancio Ortega. Ana Sanjosé comenta que el empresario «va a pagar este y el que ya estaba presupuestado».

Hasta los 75 años

El riesgo de desarrollar cáncer de mama aumenta con la edad y es más común entre las mujeres con más de 50 y 60 años, donde se concentran ocho de cada diez casos detectados en la comunidad. En Castilla y León se diagnostica un tumor de este tipo al año por cada 33.000 mujeres de entre 20 y 29 años, y una por cada 625 entre los 60 y 69. La Consejería de Sanidad contabiliza en el Área de Salud de Segovia 592 casos, con una edad media de 64,93.

Sanjosé observa una tendencia al alza de tumores en mujeres que ya han cumplido los 70. En este sentido, la presidenta provincial de la Asociación Española contra el Cáncer cree conveniente plantear una ampliación de la población diana del programa de cribado y alargar el tope hasta los 75 años.

Fotos

Vídeos