El arciprestazgo de Cuéllar inicia su colaboración en la campaña contra el hambre

Festival de Manos Unidas del año pasado en Cuéllar. /M. R.
Festival de Manos Unidas del año pasado en Cuéllar. / M. R.

A lo largo de febrero y marzo realizará acciones y recaudará fondos para un proyecto solidario en Zimbabue

M. R.Cuéllar

Un año más el arciprestazgo de Cuéllar inicia su colaboración en una nueva edición de la campaña contra el hambre de la organización no gubernamental de la Iglesia Manos Unidas, y lo hará a través de numerososo proyectos de sensibilización y participación en los que se recaudarán fondos para colaborar con un proyecto educativo para mejorar las condiciones de escolares de primaria de una zona de Zimbabue.

Los proyectos de sensibilización se prolongarán hasta el próximo 19 de febrero y consistirián en la proyección de videos seguidos de coloquios sobre el tema ‘Comparte lo que importa’, lema de esta 59 Campaña Contra el Hambre, que se presentará en grupos, catequesis, parroquias y colegios.

Las iniciativas de participación comenzarán el próximo viernes 9 de febrero con el ‘Testimonio misionero’, sacerdote que ha estado en Zimbabue de misiones, contará su experiencia y hablará sobre la zona en la que se va a desarrollar el proyecto. Será a las 20:00 horas en la casa parroquial, donde, seguidamente, se celebrará la cena contra el hambre. Las colectas parroquiales del próximo fin de semana también se destinarán al proyecto.

La siguiente acción tendrá lugar el sábado 24 de febrero, con la celebración de la séptima edición del Festival Solidario de Manos Unidas en Cuéllar, que se desarrollará a partir de las 18:00 horas en el pabellón municipal de la localidad y que contará con las actuaciones de distintos grupos de música, baile, teatro o canción de la villa y de otros municipios del arciprestazgo. También habrá sorteo de regalos. Las entradas, al precio de tres euros, se pueden adquirir en la parroquia de Cuéllar, a los miembros de los grupos que actuarán y a voluntarios de Manos Unidas.

El viernes 2 de marzo tendrá lugar la lectura y entrega de premios de los trabajos ganadores del cuarto concurso de cuentos solidarios, en el que pueden participar todos los niños del arciprestazgo bajo la temática ‘La educación en África’. Será a las 19:00 horas en el centro parroquial. También ese mismo día abrirá sus puertas el rastrillo solidario, en el que se pondrán a la venta multitud de artículos para recaudar fondos para la campaña. Se instalará en un local de la calle San Francisco y abrirá de 17:00 a 20:00 horas todos los días, y los jueves, sábados y domingos también de 12:00 a 14:00 horas.

Las acciones concluirán el sábado 3 de marzo con la tercera cena benéfica, que se celebrará en el restaurante Fonsi a partir de las 21:30 horas. El precio de los adultos es de 20 euros y de 12 euros para niños, e incluye la cena, donativo y una actuación, a la que le seguirá una velada musical. Los tiques se pueden adquirir en el establecimiento, las parroquias o a través de los voluntarios de Manos Unidas. También estos últimos ponen a la venta participaciones de una rifa benéfica con la que se puede conseguir un viaje a Galicia para dos personas durante siete días en temporada baja.

Proyecto

Con todas estas acciones el arciprestazgo tratará de superar o al menos igualar los 26.400 euros que se recaudaron el año pasado en la campaña contra el hambre. En esta ocasión el dinero se destinará a un proyecto educativo que tratará de mejorar las condiciones de escolares de primaria en Mapfumo, una zona rural semiárida situada en laprovincia de Midladn, al oeste de Zimbaue, una de las zonas menos desarrolladas del país, donde la población vive dispersa.

La escuela de primaria de Mapfumo fue construida en el año 1956 y a partir de 2010, con el apoyo de distintas organizaciones se ha ido renovando y se han construido nuevos bloques de acuerdo a las necesidades en cada momento. Los grados inferiores tienen tres clases por curso, por lo que la escuela no tiene suficientes aulas para todos, y los más pequeños reciben las clases bajo los árboles. La escuela dispone de dos pozos, pero necesitan un tanque para el almacenamiento de agua y las conducciones están deterioradas.

Se ha solicitado la colaboración de Manos Unidas para la construcción de tres nuevas aulas para los alumnos de infantil, un aula para poder impartir clases de informática y la instalación de un tanque y renovación de las conducciones de agua en la escuela. La comunidad aportará materiales de construcción y en el proyecto se beneficiarán 766 niños de un entorno rural desfavorecido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos