El árbol de Navidad de Santovenia: una tarea de chinos

El árbol de Santovenia. /F. de la Calle
El árbol de Santovenia. / F. de la Calle

Alrededor de 3.000 cedés dan forma al inmenso abeto adosado al campanario de la iglesia

FERNANDO DE LA CALLESantovenia

La torre de la iglesia de Santa Eugenia en la pequeña localidad de Santovenia alberga desde primeros de mes un vistoso árbol de Navidad de siete metros de altura que han confeccionado varios vecinos con más de tres mil CD. Los autores de la idea pertenecen a la asociación cultural 31 de agosto y persiguen con ésta y otras iniciativas «que la gente vuelva al pueblo para que no acabe desapareciendo».

La idea original surgió a raíz de ver en televisión que se había hecho un árbol parecido en un pueblo de Salamanca. «Teníamos hecha una estrella del año 93 y al verlo quisimos hacer el árbol para acompañarla, aunque al final no ha tenido nada que ver con lo que vimos en principio», señala Esther Chamorro, presidenta de la asociación cultural. La idea se lanzó acabadas las pasadas navidades y pronto se empezaron a solicitar CD a la gente para lo que iba a ser un nuevo proyecto navideño. A partir de abril y sobre todo desde verano, comenzaron a recibir los discos tanto de vecinos del pueblo como de conocidos de la zona de Nava de la Asunción o Cuéllar. «Hasta nos han llegado de Vigo, Barcelona o Guadalajara. Cuando ves que un pueblo pequeño se vuelca, al final gente también lo hace para que aquello salga», destaca Esther, recordando como ya en octubre varios miembros de la asociación iniciaron las tareas de preparación de lo que califica como «una tarea de chinos consistente en coser y coser CD, aunque lo difícil fue conseguir el gran número que necesitábamos porque al final se han utilizado más de tres mil». Con la ayuda de una grúa elevadora, el árbol de siete metros de altura, se fijó después sobre una estructura metálica a la pared de la torre de la iglesia. El único problema que se les planteó a los miembros de la asociación fue a la hora de trasladar las estructuras metálicas hasta la torre de la iglesia. «Dimos por hecho que iban a caber por todos lados, pero ya la primera estructura tuvimos que partirla en dos porque no entraba por la puerta donde lo teníamos que montar». En estas semanas desde que lleva instalado, el árbol está recibiendo numerosas visitas de vecinos de todos los pueblos de alrededor e incluso de gente de más lejos que se traslada expresamente para contemplarlo.

La parroquia también ha colaborado con la iniciativa y los nacidos en el pueblo que no han podido acudir a verlo por vivir fuera de él, no han dejado de mostrar su satisfacción por el resultado al ver las fotografías en los diferentes grupos de WhatsApp. «Para nosotros ha sido un poco faraónico porque eran siete metros de árbol sobre el papel, pero luego al hacerlo y verlo terminado, es diferente. De hecho, con la iluminación exterior que tiene, cambia de color según la hora del día», señala Esther Chamorro mientras recuerda los otros momentos del año que suelen reunirse los miembros de la asociación. «Santovenia tiene poco más de 20 habitantes en invierno y queremos hacer algo porque si no el pueblo va a terminar desapareciendo. Tenemos un grupo en Facebook 'Santovenia está vivo' y nos reunimos tres veces al año, para hacer una fiesta de la matanza en el puente de la Constitución, en Semana santa para hacer un cocido y el 31 de agosto para conmemorar el milagro que se produjo en esa fecha en el año 1926 y que da nombre a la asociación cultural», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos