La alfombra roja de los Premios Nava

Los padres de Víctor Barrio, Joaquín y Esther (en el centro), junto a representantes de la asociación La Mesalta, organizadora del acto.
Los padres de Víctor Barrio, Joaquín y Esther (en el centro), junto a representantes de la asociación La Mesalta, organizadora del acto. / Alicia Rodríguez

La madre de Víctor Barrio dedicó el premio póstumo que recibió su hijo al torero Iván Fandiño, fallecido esa misma tarde

FERNANDO DE LA CALLENava

Noche grande la vivida el pasado sábado en Nava de la Asunción. La gala de los Premios Nava que entrega anualmente la asociación cultural La Mesalta, volvió a convertirse en una cita obligada para políticos, empresarios, artistas y las más de doscientas personas que abarrotaron la carpa del hotel Fray Sebastián para asistir a la entrega de unos galardones repartidos en seis categorías: Provincial, Cultura, Deportes, Industria, Educación y Sociedad.

La alegre velada se vio ensombrecida nada más empezar, al conocerse en plena cena, el fallecimiento del torero Iván Fandiño, en Francia. El carácter marcadamente taurino de la fiesta y la presencia de los padres del torero fallecido, Victor Barrio, hizo que la noticia cayera como un jarro de agua fría entre los asistentes, quienes se fueron enterando de la noticia por los móviles.

Fotos

La mesa principal estuvo presidida por la senadora Paloma Sanz Jerónimo, el diputado y alcalde de Chañe, Dionisio García y varios miembros de la junta directiva de La Mesalta. También estuvo el alcalde de Nava, Juan José Maroto, con prácticamente todo su equipo de gobierno. Pese a haber confirmado su asistencia y por diversos compromisos de última hora, no acudieron finalmente ni la presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, ni el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez.

El regidor de Nava fue el encargado de entregar el premio Nava de Industria Local a Manufacturas Polisac. Maroto hizo un extenso y emotivo discurso recordando las dificultades que las empresas de Nava han pasado durante la reciente crisis. Una situación que ha afectado al empleo de Nava y su comarca. Tampoco se olvidó el regidor de recordar la trayectoria empresarial de Manufacturas Polisac y todas sus vicisitudes desde que se creara hace casi cincuenta años. De manos del alcalde, recibió el premio la hija de Antonio Navarro, fundador de Manufacturas Polisac, Blanca Navarro.

El premio regional de Industria fue para el grupo Copese, con sede en la vecina Coca y con motivo del cuarenta aniversario de la fundación del grupo de empresas cárnicas. Recién llegado de recibir el Premio Fes de los empresarios segovianos, José Muñoz Llorente, presidente el Grupo Copese, agradeció el premio Nava, recordando su apuesta por el empleo.

El jugador y técnico de balonmano Miguel Ángel Velasco, también se sintió muy agradecido con su galardón en el ámbito deportivo: «Siempre gusta que te den un premio, pero si es en tu pueblo y con tu gente, mucho más», recalcó. En pleno discurso de agradecimiento, uno de sus hijos de corta edad, no dudó en subir al escenario a buscar a su padre, provocando uno de los momentos más divertidos de la noche.

Desde Navas de Oro, acudió a recoger su premio de educación la joven Laura de Santos, matrícula de honor en sus estudios de segundo de bachillerato del instituto Jaime Gil de Biedma. Además de dar las gracias, Laura no dudó en hablar de sus proyectos de estudio y hasta de las fiestas de San Antonio, recién concluidas en su localidad de origen, coincidiendo con los exámenes de la prueba de acceso a la universidad.

La gala también tuvo su momento emotivo con el homenaje a la persona de más edad de Nava. A punto de cumplir los 103 años, Teresa Armada recibió, de manos de una de sus biznietas, varios regalos y aguantó muy animada toda la gala. Hubo más homenajes, para el recientemente fallecido alcalde Serviliano García de Castro y para las entidades y personas que ayudaron a sofocar el incendio que afectó a cerca de 400 hectáreas de pinar entre las localidades Nava y Nieva.

Los padres de Víctor Barrio

Sin duda, los momentos más emotivos de la noche se vivieron en la entrega de los dos últimos premios. El premio cultural lo entregó el torero Jorge Arellano, organizador de la feria taurina de Nava. Tras conocer en plena gala el fallecimiento del diestro Iván Fandiño, con el que le unía una buena relación, Arellano tuvo que sacar fuerzas para poder subir al escenario y decir unas palabras: «Hoy es unos de esos días que se pasa de la alegría al llanto en cuestión de minutos», señaló, poco antes de leer el nombre de la ganadora, la también torera Cristina Sánchez, quien finalmente no pudo acudir a recoger el premio al retrasarse por el calor la corrida que retransmitía para televisión

Por último, la senadora Paloma Sanz se encargó de anunciar el premio provincial para Víctor Barrio. «Estos premios son buenos para Nava, para los premiados y para todos, porque unen, por eso os animo a seguir en el futuro», señaló, poco antes de dar paso a que subieran los padres del fallecido torero a recoger las muestras de cariño. Esther, La madre de Barrio, hizo emocionarse a muchos de los presentes reconociendo que el enterarse del fallecimiento de Iván Fandiño, le había hecho pasar uno de los peores momentos desde que falleciera su hijo. «Quiero que este premio que hoy se le da a mi hijo sea compartido con Iván Fandiño», concluyó Esther con el público puesto en pie en la ovación más cerrada de la noche.

Fotos

Vídeos