La alcaldesa de El Espinar pide medidas para desviar «ya» el tráfico de San Rafael

Alicia Palomo, ayer, durante la comparecencia en la sede del PSOE en Segovia. /El Norte
Alicia Palomo, ayer, durante la comparecencia en la sede del PSOE en Segovia. / El Norte

Alicia Palomo asegura que el plazo de tres meses dado al Ministerio «avanza sin decisiones concluyentes»

QUIQUE YUSTESegovia

La alcaldesa de El Espinar se ha cansado de escuchar promesas que no terminan de cumplirse. Quiere hechos para solucionar un problema que afecta al núcleo de San Rafael desde hace más de una década y que requiere de medidas «inmediatas y definitivas». El intenso tráfico pesado que circula por la N-VI a su paso por el municipio, con más de 12.000 vehículos diarios (de los que cerca de 2.000 son tráfico pesado) ocasiona de forma frecuente incidentes y accidentes, así como las típicas molestias en forma de atascos y contaminación, tanto ambiental como acústica.

El mes pasado, con el atropello mortal de un ciclista en la travesía de San Rafael, el debate volvió a intensificarse. El pleno del Ayuntamiento del municipio acordó, con el voto favorable de todos los grupos de la Corporación, exigir el desvío inminente del tráfico pesado en la N-VI a su por la travesía de San Rafael, dando un ultimátum de tres meses al gobierno central para que acometiese dicha medida. «Ha pasado un mes de ese acuerdo plenario y no tenemos ningún hecho concluyente que nos permita afirmar que a día de hoy vamos por el buen camino», asegura la alcaldesa de El Espinar, Alicia Palomo.

La regidora socialista ha solicitado una reunión con el secretario de Estado para abordar el problema sin respuesta alguna. «Eso es lo que nos hace pensar que no hay ninguna solución a corto plazo», indicó Palomo. El lunes sí que tuvo lugar una reunión entre el secretario de Estado de Infraestructuras y el consejero de Fomento de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en la que se habló de posibles medidas para solucionar el intenso tráfico pesado que circula por la travesía. «Se siguen valorando y sacando números del coste que tendría la futura bonificación del tráfico pesado, pero no hay datos concluyentes que nos permitan afirmar que están tratando la solución que se requiere», aseveró la alcaldesa después de que el consejero le informase del contenido de la reunión del lunes.

Una única solución

Alicia Palomo reclamó que la unidad institucional que ha quedado rubricada tanto en el Ayuntamiento de El Espinar como en las Cortes de Castilla y León sirva para que el Ministerio de Fomento adopte tanto el desvío del tráfico pesado como otras medidas que desemboquen en la construcción definitiva de la variante de San Rafael. «Solo hay una solución: el desvío obligatorio del tráfico pesado en un tramo que tiene que comprender entre Villalba y Villacastín para poder solucionar los problemas de la travesía», declaró.

No obstante, recordó que el desvío de la circulación de los vehículos por San Rafael tiene que ir acompañada de una variante que «debe tener una consignación presupuestaria en 2018 para que se puedan hacer los enganches pertinentes a la AP-6». En este sentido, apostó por que todo el tráfico, tanto el ligero como el pesado, discurra por la autopista, aunque no señaló si sería mediante la liberalización del peaje o el rescate de la misma.

Por último, Palomo afirmó que si el plazo dado al Ministerio de Fomento (quedan dos meses) concluye sin que se tomen las medidas solicitadas, puede haber «una respuesta ciudadana sin precedentes». Si esta ocurre, «la alcaldesa del municipio estará al frente de esa respuesta social».

Fotos

Vídeos