El alcalde de Palazuelos echa en falta más ayuda vecinal en la limpieza viaria

Acceso al colegio La Atalaya, de Palazuelos, tras la nevada. /A. de Torre
Acceso al colegio La Atalaya, de Palazuelos, tras la nevada. / A. de Torre

«El 90% de nuestro vecindario procede de zonas urbanas y está acostumbrado a otro tipo de contingencias»

«Este fin de semana hemos sufrido las consecuencias de una gran y excepcional nevada, que ha venido a demostrar una vez más que el plan invernal de este equipo de gobierno no sirve, ni con nevadas de 50 cm. ni tampoco ha servido en otras ocasiones con nevadas menos copiosas. Todos y cada uno de los vecinos del municipio ha sufrido las consecuencias de una u otra forma. Cada vecino es una historia diferente. Aquí en Robledo, como casi siempre que nieva, tenemos un gran problema para poder acceder a la CL-601. Vamos, no os voy a contar lo que todos habéis vivido estos días, donde la ‘pala’ ha sido la protagonista».

Son palabras que Hilario Lázaro, portavoz de la Agrupación Vecinal Robledo (AVR), ha escrito en el blog de la asociación, pero las críticas al Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma por su gestión tras la gran nevada del pasado fin de semana han inundado las redes. El alcalde, Jesús Nieto (PP), admite las dificultades que el Ayuntamiento ha tenido para hacer frente a una cantidad de nieve «ingente», solo comparable a la caída durante la Nochebuena de 1973, pero cree que, a pesar de todo, el Ayuntamiento ha conseguido garantizar la vialidad «en apenas cuarenta y ocho horas», dice.

«Nos ha superado a todos, no solo a nosotros –se defiende Nieto–. Las previsiones te dicen que va a nevar, pero no si va a haber seis centímetros o sesenta, como ha sido el caso. Nuestra pala ha estado trabajando hasta hoy [por ayer], abriendo dobles carriles, apartando nieve y facilitando el acceso en los puntos más críticos. El martes a mediodía estaba todo operativo y en Robledo, entre la tarde y el domingo y el lunes se abrió camino». El regidor achaca al infortunio los retrasos que hubo en un primer momento. «La tarde del propio día 6 fue infructuosa porque seguía nevando y el domingo por la mañana, los dos vehículos que teníamos quitando nieve se averiaron. Uno lo pudimos recuperar, pero habíamos perdido toda la mañana. Intentamos alquilar medios externos a mayores, pero Segovia y el resto de los pueblos del alfoz los habían copado. Aun así, algunos de ellos nos echaron una mano, ya a deshora. Conseguimos limpiar el Carrascalejo el domingo por la tarde y continuamos hasta Robledo, donde terminamos el lunes. Ese día, teníamos a mayores dos camiones de sal. Aquí ha habido dos problemas: la magnitud de la nevada y las averías sobrevenidas».

Colaboración

Jesús Nieto agradece la colaboración de muchos vecinos de Palazuelos que, voluntariamente, cogieron las palas y se pusieron a limpiar las calles. «De manera individual o colectiva, la colaboración vecinal ha existido. Y de esta forma se ha conseguido liberar muchas calles. Luego ha habido otros vecinos que han esperado a que los rescatara el Ayuntamiento... Bueno, hay pueblos más pequeños, en zonas más rurales, digamos, donde la gente es más consciente del problema y todo el vecindario se echa a la calle. Nuestro vecindario es distinto. El 90% procede de zonas urbanas y está más acostumbrado a otro tipo de contingencias, pero repito: con la cantidad de nieve caída, si la extrapoláramos a un vendaval, ahora seríamos zona catastrófica, seguro. Solo me queda agradecer la colaboración ciudadana y el trabajo de los operarios municipales. Los vecinos demandan rapidez de ejecución».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos