El alcalde de Cuéllar prevé incumplir de nuevo la regla de gasto

Corporación municipal de Cuéllar en un pleno./M. R.
Corporación municipal de Cuéllar en un pleno. / M. R.

El techo marcado se ha superado en 55.069 euros, un 0,85% del presupuesto, lo que García atribuye a la ejecución de inversiones

MÓNICA RICOCuéllar

El Ayuntamiento de Cuéllar incumplió la regla del gasto en el ejercicio 2016 por un importe de 55.069 euros, lo que le obliga a presentar ante el Ministerio de Hacienda un Plan Económico Financiero que fue aprobado en el último pleno con los votos a favor del equipo de gobierno y las abstenciones de los grupos del PSOE y de IU.

El alcalde, Jesús García, explicó que esperaba no sobrepasar el techo, pero en este caso no procede el ajuste por ejecución de presupuesto, lo que llevará a la entidad a limitar el gasto en los siguientes ejercicios. El objetivo de la regla es mantener el gasto dentro de los márgenes de ingresos habituales esperados y marca un tope en el gasto corriente e inversiones.

A falta de unos días para la liquidación de 2017, las primeras previsiones apuntan a que en este ejercicio también se sobrepasará el techo marcado, pero el alcalde quita hierro a la situación, puesto que no se trata de gasto corriente, sino de inversiones, que «seguramente hayan sido generadoras de empleo».

También apuntó García que el dato supone un 0.8514% del presupuesto, lo que supone una cantidad«insignificante» y que si se ha incumplido es «porque se han hecho inversiones y la mayoría con recursos propios». En este sentido, indicó que en torno a un 85% de las mismas se han ejecutado con los fondos de los que disponía el Ayuntamiento.

García explicó que a comienzos de año se realizan unas previsiones, pero que a lo largo del ejercicio estas cambian y se van incorporando nuevas inversiones, lo que hace que ese gasto se supere. Asimismo, destacó el lado positivo del incumplimiento, ya que a su juicio supone que «genera inversiones y estas, a su vez, actividad económica y empleo».

De hecho, informó de que el informe elaborado por el interventor dice textualmente que «los 55.069 euros son una cantidad insignificante, y debe ponerse necesariamente en relación con la holgada capacidad de financiación de esta Corporación, puesta de manifiesto en la evolución del objetivo de estabilidad presupuestaria, en el superávit, en la deuda viva y en el remanente de tesorería».

El portavoz de Izquierda Unida, Alberto Castaño, apuntó, en primer lugar, que su grupo está en desacuerdo con la regla del gasto y achacó el incumplimiento a un incremento de gastos por motivo de Las Edades del Hombre, aunque su deseo es que hubiera sido por gasto social. Anunció la abstención de su grupo, apuntando que «a lo mejor algún día había que incumplirla por el bienestar de los vecinos».

En su respuesta, el alcalde subrayó que el incumplimiento no se debe a los gastos por ‘Reconciliare’, puesto que se trata de las cuentas del año 2016, y reiteró que se trata de una pequeña cantidad. Castaño insistió en que no le preocupaba la cantidad, sino el motivo y señaló que los Ayuntamientos tienen que ser motor para la creación de empleo y que «ojalá ese empleo fuera estable y de calidad».

«Ajuste notable»

Por su parte, el socialista Carlos Fraile se mostró sorprendido por el incumplimiento en 2016 y muy previsible en 2017 y la consecuencia de tener «los próximos presupuestos hipotecados y un ajuste notable». Señaló que, a pesar de ser una Ley que no es de su agrado, hay que cumplirla y que su grupo desearía no haber llegado a esta situación. Reiteró, como ya ha hecho en otras ocasiones, un aumento en el gasto corriente en determinadas áreas municipales, ante lo que pidió control. En ese sentido, pidió al alcalde que «no se escude únicamente en las inversiones».

El alcalde afirmó que se puede intentar reducir ese gasto corriente, pero que los Ayuntamientos son parte del motor de la economía y que, en muchas ocasiones, es muy complicado cumplir la regla del gasto. Además, recordó que en se han invertido en torno a 1.400.000 euros en obras e infraestructuras, en su mayoría con recursos propios municipales de un Consistorio que «lleva seis años sin subir impuestos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos