Los aerogeneradores previstos en Brieva sí perjudican el entorno

Aerogeneradores en funcionamiento en la provincia de Valladolid. / El Norte
Segovia

El Boletín Oficial de Castilla y León publica este miércoles la declaración desfavorable de impacto medioambiental

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Los vecinos de Brieva, de Adrada de Pirón, de Encinillas o de Cabañas de Polendos, entre otras localidades, estarán satisfechos. Sus alegatos en contra de la instalación del parque eólico La Matilla en esta zona serrana de la provincia segoviana han sido escuchados. El proyecto de implantar aerogeneradores en este enclave suspende el examen de la declaración de impacto ambiental, tal y como ha hecho público el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

La resolución negativa de la Administración regional se sustenta en varios puntos. Los argumentos se centran sobre todo en la amenaza que podría entrañar la instalación sobre la riqueza natural que posee el lugar. cabe recordar que los tres 'molinos' proyectados por la sociedad promotora Jarmar Eólica, generarían una potencia de tres megavatios cada uno, con una altura total desde la base de la torre hasta la punta de las aspas de 186 metros, incluyendo el diámetro de rotor, de 132 metros.

Una de las razones sobre las que construye la Junta de Castilla y León su negativa a la concesión de la declaración de impacto ambiental es «la afección a la Red Natura 2000», según expuso el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia. «Tras estudiar la ubicación de las actuaciones previstas se comprueba que no existe coincidencia con la Red Natura 2000; pero, analizadas y valoradas las mismas, no puede asegurarse que las actuaciones proyectadas, tanto individualmente como en combinación con otros proyectos, no cause indirectamente perjuicio a la integridad a las Zonas de Especial Conservación (ZEC) de la Sierra de Guadarrama y de la Cueva de los Murciélagos, así como a la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) de la sierra.

Impacto sobre la fauna

La declaración desfavorable también está justificada en el «impacto sobre la fauna», y concretamente en aves y murciélagos, por parte de los efectos de las turbinas. El lugar elegido por la empresa para la instalación de los aerogeneradores «alberga un buen número de especies de fauna protegida, todas ellas incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, de las cuales dos están catalogadas en la máxima categoría de amenaza, en 'peligro de extinción'». Se trata del águila imperial ibérica y del milano real.

La argumentación de la Junta habla del riesgo de «fragmentación del hábitat por la construcción de parques eólicos»

La Junta hace referencia a los planes básicos de gestión y conservación de valores Red Natura 2000 para llamar la atención de que dicho documento identifica las colisiones contra aerogeneradores como «presiones y amenazas de importancia alta» para la mortalidad de aves de envergadura mediana o grande.

También advierte en este capítulo de la «fragmentación del hábitat por construcción de parques eólicos en sus áreas de campeo». Entre las estrategias, figura la «minimización de las causas de mortalidad no natural de dichas especies, fundamentalmente asociadas con colisión con aerogeneradores y electrocución o colisión con tendidos eléctricos».

En otro punto, la negativa oficial se ampara en el impacto del proyecto presentado sobre ecosistemas forestales. Según expone en uno de los argumentos, «la línea aérea de evacuación de energía eléctrica atraviesa el Pinar de la Higuera y Mata de Quintanar». Cinco de los diecinueve apoyos previstos se construirán en terrenos ocupados por hábitats de interés comunitario.

Visible a más de 20 kilómetros

El rechazo de la Junta al proyecto del parque eólico también tiene en cuenta el impacto sobre el paisaje. «La presencia de los aerogeneradores sería visible desde los núcleos de Brieva, Adrada de Pirón, La Higuera y Basardilla, así como desde otros núcleos situados a distancias próximas a los 20 kilómetros», expone la documentación regional. En el mismo sentido, dada la envergadura de los aerogeneradores y su cercanía a poblaciones, la visibilidad desde las poblaciones que se ubican en torno al parque sus vías de comunicación y su entorno en general y, particularmente desde Brieva, «sería elevada».

Con todo esto, la Administración autonómica conmina al promotor a buscar otras opciones para la ubicación de la iniciativa «con menores afecciones sobre los valores estudiados».

Fotos

Vídeos