Una perspectiva diferente de Segovia

Una de las vistas de las que que pudieron disfrutar los participantes de la actividad. / Antonio De Torre

Más de medio centenar de personas disfrutó ayer del Acueducto desde las alturas antes de la clausura de las II Jornadas esta tarde

EVA ESTEBANSegovia

Las II Jornadas Acueducto de Segovia alcanzan mañana su colofón tras una intensa semana repleta de actividades para conocer en profundidad la historia y curiosidades del monumento. A lo largo del día de hoy, tanto segovianos como turistas han podido disfrutar de los últimos coletazos de la programación gracias a una grúa-cesta que permitía ver el Acueducto desde las alturas. Ahora la protagonista no sería el Aula de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, donde normalmente se celebran las jornadas, sino la plaza Día Sanz.

Galería de fotos

Ha sido un día especial, de estos que quedan plasmados en la retina. Y es que no todos los días se puede decir que se ha visto el Acueducto desde arriba. A pesar de que el primer turno no sería hasta las diez y media de la mañana y el temporal no acompañó, una veintena de curiosos esperaban impacientes para poder subir: «Los turnos de la mañana están llenos y por la tarde, aunque hay menos gente apuntada, siempre se llena», aseguró Aída González, empleada de la Oficina de Turismo de la ciudad.

Las más de setenta personas de todas las edades que a lo largo del día han acudido a la actividad han podido disfrutar no solo de una perspectiva distinta de la ciudad, pues en el horizonte se divisaban tanto la Catedral, el Alcázar como la muralla, sino del canal superior localizado en lo alto del Acueducto:«Es una maravilla, las vistas de Segovia son espectaculares», afirmó Milagros Del Caz, una segoviana que no quiso perderse ninguno de los actos planificados: «He ido a todo lo que he podido; ojalá lo sigan haciendo», apresuró. «Impresiona ver Segovia desde esas alturas», continuó Sara Cristóbal.

Los vértigos y la altura alcanzada no ha supuesto ningún impedimento para los presentes:«Me gustaría que otro año lo hicieran en el Azoguejo», señaló Fernando Sanz, otro de las inscritos. Incluso los más pequeños, acompañados de un adulto, se han atrevido a subir a una grúa que alcanzaba los doce metros de altura:«Es una experiencia que la gente no quiere perderse», señaló González.

Una de las opciones por la que buena parte de los partícipes han optado tras contamplar las alturas de Segovia ha sido la exposición ‘Romanorum Vita:Una historia de Roma’, emplazada en el mismo lugar y que puede visitarse hasta el próximo 7 de noviembre:«Hemos aprovechado que queríamos montar en la grúa para visitar la muestra», confirmaron el matrimonio segoviano Diego Doncel y Guadalupe Miguelsanz.

Las jornadas dedicadas al monumento romano finalizan mañana domingo con dos visitas guiadas. La primera, a las diez de la mañana con una ruta de senderismo titulada ‘Hacia el Azud del Acueducto’. La segunda y última, por su parte, consistirá en una nueva sesión de la visita ‘Conoce el Acueducto’, celebrada el miércoles.

Fotos

Vídeos