Las aceras centran hasta fin de año las obras de Urbanismo en Cuéllar

Una de las últimas obras de arreglo de aceras acometidas por el Ayuntamiento de Cuéllar./M. R.
Una de las últimas obras de arreglo de aceras acometidas por el Ayuntamiento de Cuéllar. / M. R.

Concluye la actuación en la calle Canteras y en breve comenzarán las de Antonio Herrera, Caídos y Juan de Grijalva

MÓNICA RICOCuéllar

La renovación de aceras en distintos puntos de la villa centra estos días la actividad de la Concejalía de Urbanismo. Esta misma semana concluyó la obra que el Ayuntamiento ha realizado por administración en la calle Canteras, y a lo largo de los próximos días está previsto el inicio de las mejoras en las calles Antonio Herrera, Caídos y Juan de Grijalva, además de la construcción de una nueva acera en un tramo de la carretera de Olmedo.

La obra ejecutada en la calle Canteras ha supuesto una actuación completa en una de las aceras del vial, de una longitud cercana a los 80 metros y una anchura de más de tres metros en algunos puntos. La mejora se ha realizado con recursos propios y empleados municipales y ha tenido un coste de más de 30.000 euros. El alcalde de la villa, Jesús García, apuntó que la obra ha sido muy bien valorada por los vecinos, ya que ha supuesto un cambio de imagen a un lugar que «antes daba sensación de abandono».

El alcalde afirmó que se trata de una actuación que no ha resultado muy costosa y que reporta grandes beneficios, tanto a nivel de accesibilidad y movilidad en los espacios de la zona, como a la imagen y decoro del barrio de San Gil, donde está previsto continuar trabajando en la mejora de aceras en las calles Moisés Magdaleno, Rufino de Benito y Benito Llorente. Esta obra será más costosa y los responsables de Urbanismo esperan poder comenzar a ejecutarla el próximo año gracias al superávit que se espera obtener tras el cierre de este ejercicio.

Aunque las obras se detengan en esta zona del barrio de San Gil, durante los próximos días la actividad se trasladará a la zona de Santa Clara, donde ya se han adjudicado las mejoras de las aceras de las calles Antonio Herrera, Caídos y Juan de Grijalva, vías paralelas que unen Bartolomé de la Cueva con Alfonso X.

Esta obra, que tenía un precio de licitación de 50.068 euros y ha sido adjudicada a la empresa Carrión Arexna por un importe de 45.373 euros –a lo que hay que añadir los costes de proyecto y dirección de obra– consistirá principalmente en la ampliación de aceras, teniendo en cuenta que en los tramos donde confluyen las viviendas, en las medianerías, el acerado actual se estrecha hasta poco más del medio metro, lo que impide en ocasiones el paso de los transeúntes. Así, tras la ejecución de la acera, el tramo mínimo de la misma tendrá una anchura de 1,80 metros, en las medianerías de las viviendas, lo que supone que en otros lugares de la misma se extenderá hasta los cuatro metros.

Reordenación del tráfico

García también señaló que en esta zona está previsto una reordenación del tráfico consistente principalmente en permitir el estacionamiento de vehículos únicamente en uno de los márgenes, para que las aceras sean transitables para los peatones «que es la prioridad», y también para mejorar la movilidad con los vehículos, que en la actualidad es complicado en ocasiones al encontrarse coches aparcados a ambos lados de cada calle.

En los próximos días se iniciarán también las obras de una nueva acera en uno de los primeros tramos de la carretera de Olmedo, que también ha sido adjudicada a la empresa Arexna, en este caso por 18.107 euros, con una base de licitación de 22.252 euros. Se trata de la construcción de un nuevo tramo de acera en uno de los accesos a la villa de de Cuéllar que quedó sin concluir cuando se mejoraron los mismos, con lo que ahora se finalizará la adecuación de todos ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos