Se acabó aparcar motos en la plaza de Artillería

Nuevo espacio destinado al aparcamiento de motocicletas.. /Antonio Tanarro
Nuevo espacio destinado al aparcamiento de motocicletas.. / Antonio Tanarro

Entra en servicio el aparcamiento habilitado en la zona de la antigua Unión Previsora

QUIQUE YUSTEsegovia

Era una de las medidas pendientes de realizar en la reordenación del entorno del Acueducto. El cambio de ubicación del aparcamiento de motocicletas es desde hoy una realidad y se suma a las actuaciones realizadas durante el pasado diciembre para alejar los vehículos, tanto de dos como de cuatro ruedas, del monumento romano.

Los usuarios de motocicletas también tendrán que habituarse a un nuevo emplazamiento. Primero fueron los taxistas, con el cambio de su parada de la calle Ocho Ondategui a la zona donde estaba ubicada la estación meteorológica, y después fueron el resto de conductores, con la prohibición de parar junto a los bolardos para recoger o descargar a gente. Desde ayer, los moteros no pueden dejar su motocicleta en el espacio que durante los últimos años estaba destinado para tal fin en la plaza de la Artillería, junto al muro de piedra que delimita la plaza con la calle Ochoa Ondategui. En su lugar, podrán estacionar su vehículo a dos ruedas en la zona de la antigua Unión Previsora, donde hasta el momento aparcaban –sin tener que pagar la ORA– una veintena de coches. El espacio, ubicado en los primeros metros del Paseo de Santo Domingo de Guzmán, estrenó ayer su nuevo uso tras la colocación por parte de trabajadores municipales de dos señales en las que se anuncia el aparcamiento para motocicletas y la prohibición de paso para el resto de vehículos (excepto entradas de garaje).

Con dicha intervención, más estética que funcional, la plaza de la Artillería luce ya su aspecto casi definitivo, a falta de que la concejalía de Obras proceda a retirar la pintura que queda en la nueva plaza peatonal y que servía para ordenar el tráfico que descendía de Ochoa Ondategui. No está previsto, según reconoció Luquero, que se instalen farolas, bancos o cualquier otro tipo de mobiliario urbano en la nueva plaza para que la zona quede lo más limpia posible. «Hemos recibido muchas felicitaciones por el resultado de las obras. Ha sido una medida muy sensata planteada hace tiempo por el Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla y León», apuntó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos