Marifé Santiago: «No se puede tomar la parte por el todo en lo que ocurre en la Rey Juan Carlos»

Marifé Santiago, ayer en la Casa de la Cultura. /A. Tanarro
Marifé Santiago, ayer en la Casa de la Cultura. / A. Tanarro

La Casa de la Lectura de Segovia lleva seis meses abierta y para la edil es uno de los ejes para canalizar las actividades de la Concejalía de Cultura

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

Marifé Santiago celebra los seis primeros meses de la Casa de la Lectura. «Me decía la coordinadora (Cristina Rodríguez) que es un éxito que hayan pasado más de 37.000 personas en este tiempo, que es para estar muy contentos todos en Segovia», declara la concejala de Cultura. El nuevo centro cultural que da sentido al edificio de la antigua Cárcel Real es con sus actividades uno de los ejes de la Concejalía, de proyectos como Constelación Machado y de la expansión de la centralidad del casco histórico a los barrios, explica. Está satisfecha. Hoy abre otra ventana: el Encuentro Chequia-España se presenta hoy allí.

–Se ve movimiento en la Casa de la Lectura, ¿cuál es su balance de estos seis meses?

–Más de 37.000 personas en seis meses demuestran que había una necesidad, que eso lo teníamos claro, pero también que hay un camino abierto y que está cumpliendo una función en espacios, tanto físicos como psicológicos y mentales, que no teníamos. Y está muy bien esa cifra en menos de seis meses abriendo de jueves a domingo.

–En la inauguración habló de la posibilidad de que tenga actividad los 365 días. ¿Lo ve cercano?

–Hasta que no tengamos más personal y sepamos qué tipo de presupuestos pueden aplicarse a la Casa, no podemos. Me encantaría porque mi sueñoes tenerla abierta de lunes a domingo a todas horas, pero tenemos que ver que los presupuestos no son infinitos y que hay que repartirlos entre todas las necesidades. También hay que pensar que de jueves a domingo se está cumpliendo una iniciativa importante, que es la del fin de semana, sobre todo pensando en los más pequeños, y está teniendo muchísimo éxito todo lo que tiene que ver con bebés y con familias.

–¿Han definido ya todas las estrategias?

–Han sido seis meses para ir probando, para ir investigando en líneas que a partir de ahora esperamos ir consolidando, mejorando y cambiando. Teníamos claro que la Casa de la Lectura tiene que ser un espacio de encuentro, un lugar en el que distintas edades, procedencias y necesidades estén a gusto, en el que haya una generación constante de iniciativas variadas también para que todos los gustos tengan su espacio, desde presentaciones de libros o de discos hasta conciertos guiados, cine... Siempre en un espacio en el que todas las lecturas son el fundamento.

«El patrocinio por las empresas puede permitir que haya eventos culturales»

–Este centro está muy unido al proyecto Constelación Machado, y queda menos de un año para que se extienda...

–Estamos a menos de un año y en estos pasados hemos generado muchas cosas alrededor. Eso está permitiendo que algunas ideas las podamos desarrollar aquí, y no en otros lugares. En la Concejalía no se hace una programación en general de actividades culturales sino que hay un plan estratégico que se expresa después en esas actividades. La Concejalía no puede ser programadora, lo que hace es implementar acciones, y Constelación Machado nos está sirviendo para aglutinar muchas de ellas e iniciar proyectos, algunos eventos que empiezan y terminan, pero que al tiempo están permitiendo otras acciones que vienen después. Es nuestra meta, Segovia tiene que ser una ciudad donde la industria cultural sea uno de los elementos de incitación y activación económica, una ciudad para crear.

–Es el proyecto en que trabaja con su compañero José Bayón ¿en qué consiste?

–Tiene diferentes ramificaciones. Estamos planificando encuentros con personas vinculadas al ámbito de la industria cultural para que dialoguen y lleguen a un debate fructífero sobre lo que puede aportar una industria cultural a una ciudad de las características y dimensiones de Segovia. Lo hemos llamado Aperitivos Culturales y de Innovación y el próximo estará dedicado a los patrocinios y el mecenazgo porque hay muchas empresas que permiten que haya grandes eventos culturales.

«La ciudad necesita el Cervantes y todos los partidos deberíamos estar juntos para recuperarlo»

–El teatro Cervantes es otro elemento necesario, ¿trabajan en adaptar el proyecto?

–Adaptar el proyecto no es cosa nuestra, no tenemos nada que hacer salvo estar insistiendo constantemente. En estos años la alcaldesa y yo hemos visitado muchos despachos y gentes, y es curioso que al día siguiente de estar en uno de ellos el ministro anunciara la reactivación del proyecto. Siempre (remarca) confío en las instituciones, y por eso soy paciente, sin parar. Un espacio como el Cervantes hace falta en una ciudad como Segovia, y todos los partidos políticos y todas las instituciones tendríamos que estar juntos para recuperarlo, porque excede una ideología particular. Yo pido que pensemos unidos en Segovia porque estamos perdiendo oportunidades al no tener espacios suficientes y adecuados.

–Falta poco más de un año para las elecciones municipales, ¿está satisfecha con su labor como concejala, tiene previsto repetir?

–Los futuros nunca se dicen (sonríe). ¿Satisfecha? En cultura todo me parece que es poco. Una de mis mayores satisfacciones, por ejemplo, es que nos llamen de Chequia para decirnos que quieren celebrar aquí las actividades más importantes de la Primavera de Praga. O que una asociación como Clásicas y Modernas haya pensado en Segovia. Son cosas que te hacen ver que vas por el buen camino al que te has comprometido, y que la Casa de la Lectura funciona y vamos a ir a los barrios, a desplazar el centro allí, y a cerrar el proyecto de La Cárcel... En educación y cultura siempre queda mucho por hacer.

Universidad Rey Juan Carlos

Aunque afecte a otro partido, adversario político, a Marifé Santiago le incomoda hablar del asunto. Las noticias sobre el máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid, sin embargo, motivan una respuesta de la concejala de Cultura a pesar de que, como docente en la misma universidad madrileña, le resulte «desagradable». Al principio dice que no va a comentar nada, pero lo hace, sin entrar en el fondo de la cuestión.

–Es usted profesora en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, ¿le preocupa que el caso del máster de Cristina Cifuentes afecte al prestigio de la institución?

–No se puede hacer metonimia todo el tiempo, no se puede tomar la parte por el todo en ningún caso. La Universidad Rey Juan Carlos es la segunda de España por el número de alumnos, más de 47.000, y entre el personal de administración y docente somos dos mil personas más. El asunto está en manos de la Fiscalía, y tienen que ser las instituciones pertinentes las que den un veredicto. Porque las opiniones no generan ciencia, como decían los clásicos griegos. Como profesora en general, y como profesora en particular allí, me resulta muy desagradable que de repente no haya respeto a la institución educativa, y me causa mucha tristeza el malestar de mis estudiantes, que se siente perdidos y sorprendidos. Pero estoy convencida de que esto acabará bien y esto no puede embarrar jamas la opinión que se tenga de la universidad.

–Entonces, no cree que influya este posible desprestigio en la relación del Ayuntamiento con el Instituto de Danza Alicia Alonso...

–¡Por favor! De ninguna manera. No tiene absolutamente nada que ver. Vuelvo a decir que no se puede tomar el todo por la parte. Aquí hay un caso específico, y quiero repetir que en la Universidad rey Juan Carlos hay 47.000 alumnos y siete campus y cientos de máster.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos