Más de 2.700 caminantes se suman a la Marcha Popular de Apadefim

Un grupo de caminantes, en la alameda del Parral camino de La Fuencisla./Antonio Tanarro
Un grupo de caminantes, en la alameda del Parral camino de La Fuencisla. / Antonio Tanarro

La trigésimo sexta edición discurre a lo largo de más de 9 kilómetros entre la plaza del Azoguejo, Nueva Segovia y la alameda de La Fuencisla

M. A. L.Segovia

Es posible que los participantes en la Marcha de Apadefim, como cada año desde hace treinta y seis, hayan sido muchos más que los inscritos, alrededor de 2.800 según la organización. De esta manera, el número final de quienes han hecho este domingo una parte o todo el recorrido entre la plaza del Azoguejo y la alameda del Santuario de la Fuencisla puede acercarse mucho, e incluso superar, el número de tres mil. Es posible porque, como en todas las ediciones, hay caminantes que se van sumando a lo largo de la ruta e incluso quienes van directamente al final: el camino no deja de tener su exigencia, pues antes de bajar hasta la ribera del Eresma sube hasta el barrio de Nueva Segovia para completar más de 9 kilómetros.

En el inicio del recorrido, en la plaza del Azoguejo, muchos participantes han formalizado su inscripción, con el pago de los siete euros de la cuota que, además del bocadillo y el refresco al final, les ha dado derecho a caminar con las camisetas blancas que identificaban esta trigésimo sexta edición (con el lema 'El valor de un primer paso'); luego todos han ido situándose detrás de la cinta inaugural que ha cortado la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, acompañada por el presidente de Apadefim, Maximino Viloria, y la gerente territorial de Servicios Sociales, Carmen Well, varios concejales y el senador Juan Ramón Represa, entre muchos otros.

Ha sido de nuevo una marcha para dar visibilidad no solo a quienes integran la Asociación provincial de Padres y Protectores de Deficientes Físicos, Intelectuales y mentales de Segovia (Apadefim), sino también a todos los trabajadores de todos los centros que coordina la Fundación Personas y a los numerosos voluntarios que colaboran con sus iniciativas; y a los programas formativos y de inclusión social que llevan a cabo y de los que, entre Segovia y Cuéllar, se benefician 747 usuarios. También ha sido muy visible, además, la solidaridad de los caminantes.

Los más ágiles han tardado menos de los noventa minutos previstos en dar los alrededor de 18.600 pasos de la caminata de 9,3 kilómetros, y antes de las 11.30 ya han comenzado a llegar a la alameda de La Fuencisla, lo que ha supuesto regresar al punto tradicional donde ha estado la meta casi siempre, aunque en los dos últimos años finalizó en la avenida del Acueducto.

Allí les esperaban los bocadillos, la entrega de reconocimientos y regalos, una clase especial de zumba con el grupo de Carmen Martín y la comida compartida con familiares y amigos. Toda ha estado dispuesto, 3.000 bocadillos, otros tantos botellines de agua, 2.000 refrescos y 2.800 piezas de fruta donadas por las empresas segovianas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos