Radiografía del escultor Marinas

Antonio Horcajo (a la izquierda), junto a Rafael Cantalejo.
Antonio Horcajo (a la izquierda), junto a Rafael Cantalejo. / El Norte
  • Antonio Horcajo presenta un libro sobre el insigne artista segoviano

El presidente del Centro Segoviano en Madrid, Antonio Horcajo, presentó ayer en la Diputación Provincial un libro sobre el escultor segoviano Aniceto Marinas, autor de importantes conjuntos escultóricos ubicados en Segovia, pero también en otros emblemáticos lugares de España. A él se deben, entre otros, el monumento a las Cortes de Cádiz situado en esa capital andaluza o el Velázquez a la puerta del Museo del Prado. También son obra suya la estatua de Juan Bravo o el monumento a Daoíz y Velarde, en Segovia capital, según informa Europa Press.

Horcajo estuvo acompañado en la presentación del libro, que lleva por título ‘Grita el bronce, habla la piedra, reza la madera. Aniceto Marinas. Vida y obra del escultor’, por el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Vázquez, y el de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, Rafael Cantalejo.

Aniceto Marinas tuvo una estrecha relación con la Diputación Provincial, pues fue esta la que le concedió una beca que le permitió estudiar en Madrid. A lo largo de su vida mostró públicamente ese agradecimiento a la institución de su provincia a la que regaló diversas obras como el vaciado de la escultura ‘Hermanitos de Leche’ o el autorretrato que ilustra la portada del libro, y que hoy adornaba el salón de plenos junto al busto ‘El esclavo’ también propiedad de la Diputación de Segovia.

Precisamente, el Museo Nacional del Prado ha cedido al Museo de Segovia por un periodo de cinco años prorrogable la escultura ‘Hermanitos de leche’, que obtuvo la Medalla de Honor de la Exposición de Bellas Artes en el año 1926.