El Ayuntamiento quiere que los nuevos autobuses estén en servicio en la primavera de 2018

Viajeros esperan un autobús urbano en Segovia.
Viajeros esperan un autobús urbano en Segovia. / A. de Torre
  • La alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero, desea que la aprobación del pliego de condiciones de la concesión se apruebe en el pleno de junio

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, manifiesta su deseo, un anhelo que, si nada se tuerce, se materializará en el calendario aproximado que va a seguir desde ya la concesión del servicio de transporte urbano. La regidora ha expresado la voluntad de que «en el pleno de junio se apruebe el pliego». De cumplirse, empezarían a correr los plazos del procedimiento administrativo. Trámite a trámite, la nueva flota de autobuses estaría en circulación la próxima primavera, calcula Luquero en su bosquejo del cauce burocrático por el que ha de circular la adjudicación.

La llave que ha abierto las compuertas para que fluya el proceso es la finalización del periodo de exposición pública de la fórmula de tarificación estipulada en el pliego. Conviene recordar que el último freno, hasta ahora, y por tanto el último retraso que ha sufrido la tramitación, es consecuencia de la obligación del gobierno municipal de cumplir con nuevo decreto publicado a principios de febrero, que supuso el desarrollo de la Ley de Desindexación de la Economía Española.

Más vehículos

Dicha normativa afecta de lleno a las contrataciones que tengan un plazo superior a cinco años para la recuperación de la inversión por parte de la empresa adjudicataria. El Ayuntamiento tuvo que atenerse a la nueva legislación y variar los planes previstos. Así, se puso en contacto con empresas del sector para solicitar una estructura de costes con el objetivo de formular la tarificación y la propuesta de precios que ha de plasmarse en el pliego.

Clara Luquero precisa que también va a ser necesario el dictamen del Consejo Consultivo por la cuantía del contrato. Con todo esto, la alcaldesa dibuja la cronología que espera siga la tramitación.

Una vez satisfecha la deseada aprobación del pliego en el pleno del mes que viene, vendrá el inicio del proceso de licitación con el objetivo de que la adjudicación se produzca en torno al otoño. Así pues, hacia finales de año o principios de 2018, la empresa estará prestando servicio con los medios actuales durante seis meses, que es el periodo que tarda la provisión de los nuevos vehículos, apunta la regidora, que alarga hasta la primavera la puesta en circulación de la flota ya renovada y aumentada, ya que la reorganización de frecuencias va a necesitar la incorporación de más autobuses, ha anticipado Luquero.