La hermosa abadía segoviana de Santa María de Párraces, escenario de la final de 'Top Chef 4'

Vista parcial del claustro y de la iglesia de la Abadía de Párraces, en la localidad segoviana de Bercial. E. R.
Vista parcial del claustro y de la iglesia de la Abadía de Párraces, en la localidad segoviana de Bercial. E. R.
  • La última prueba del concurso gastronómico tuvo lugar en el monumento, declarado BIC en 2011

La Abadía de Santa Maria de Párraces, en la localidad segoviana de Bercial, ha sido el escenario de la final de Top Chef 4, en la que ha resultado vencedora Rakel Cernicharo, de 32 años y chef y propietaria del restaurante Karak en el centro de Valencia, que se ha alzado con el título de ganadora contra todo pronóstico al imponerse al chef Víctor Gutiérrez, que cuenta con una estrella Michelin y dos soles Repsol en su restaurante homónimo salmantino, informa Europa Pres. Fueron los comensales los que que eligieron con sus votos a la ganadora de la batalla final, que sacó el cuchillo dorado en el monumento histórico segoviano, declarado BIC en 2011, donde se montó una lujosa cocina.

La historia de Abadía de Santa María Real de Párraces, como era conocida en sus orígenes, está ligada a la historia de Bercial y otros pueblos de su zona de influencia. Los primeros datos de la zona se remontan a 1088, año de la repoblación de la zona del Duero. La historia de Abadía de Santa María Real de Párraces, como era conocida en sus orígenes, está indisolublemente ligada a la de Cobos. Con orígenes bastante oscuros, es durante los siglos XIV y XV cuando llegó alcanzar su máximo esplendor, llegando a ser uno de los Señoríos de Abadengo más poderosos de Castilla. Tanta riqueza tuvo como consecuencia el relajamiento de costumbres y el inicio de la decadencia, que continuará hasta la desamortización de Mendizábal.

Según dice el Padre Sigüenza, cronista de la Orden Jerónima, al quedar vacante el cargo de Abad, tras la muerte del Cardenal de la Cueva en 1562, Felipe II aprovechó la circunstancia para «transferir aquella casa y sus canónigos a Madrid para hacerla colegial», y pidió su anexión al Escorial, a fin de que su riqueza sirviese de base económica al gran monasterio que se había empezado a levantar y donde el rey quería que de noche y de día se rezase por su alma y la de los suyos.

Una vez incorporada a El Escorial y hasta la creación del monasterio, se establece en la Abadía un colegio y seminario, que tendrá vida desde 1567 a 1575 año en que se produce el traslado del Seminario a El Escorial. En su larga historia ha sufrido un incendio a principios del siglo XVII, el expolio en la «francesada» y su correspondiente desamortización.

Temas