La Diputación firma 211 convenios con alcaldes para el desarrollo de la oferta de artes escénicas

Los alcaldes firman los convenios, ayer, en el salón de plenos de la Diputación.
Los alcaldes firman los convenios, ayer, en el salón de plenos de la Diputación. / Antonio Tanarro
  • Los programas Actuamos y A todo Folk llegarán a casi toda la provincia

El salón de plenos de la Diputación acogió ayer la firma de tres convenios que permitirán a la provincia disfrutar de una variada programación cultural, que se sucederá a lo largo de los próximos meses –de manera especial durante julio y agosto– y que permitirá a los artistas segovianos hacer malo el dicho de que «nadie es profeta en su tierra».

Además de la firma de los acuerdos del ciclo Aperitivos a Banda, que dio comienzo el domingo y para el que han sido programados 16 conciertos, hoy ha tenido lugar la rúbrica de los convenios de las iniciativas Actuamos y A todo Folk, dos de las propuestas más demandadas para los días de calor, en los que cualquier actuación, ya sea musical, teatral o de danza, resulta refrescante para el ánimo y la vida de los pueblos de la provincia, que proponen así una manera diferente de pasar el estío a sus habitantes temporales y, sobre todo, a sus vecinos habituales. Además, si por algo triunfan estas dos iniciativas entre las prioridades de los consistorios, es por el hecho de dar la oportunidad a cantantes, actores, magos o bailarines de los municipios cercanos.

De este modo, un total de 211 alcaldes eran convocados hoy a un acto en el que ha estado presente la mayoría de ellos, quienes un año más no han dudado en incorporar el programa Actuamos a sus calendarios estivales; tampoco, desde el año pasado, el programa A todo Folk, que lleva el sello del Instituto de la Cultura Tradicional Manuel González Herrero, y está destinado a las formaciones que se ocupan de mantener viva la tradición musical, mediante pasos de baile o notas,de Segovia y su territorio. Estas agrupaciones, que suelen gozar de menos oportunidades para ser contratadas, encuentran desde el año pasado en A todo Folk una iniciativa dirigida de forma particular a su participación y a la divulgación de una tradición que no tiene nada que envidiar a la música contemporánea.

Tal es el éxito de ambos programas, que tras la firma de estos acuerdos, prácticamente la totalidad de la provincia (a excepción de 13 ayuntamientos más el de la capital, que no han solicitado una actuación) acogerá hasta 341 espectáculos, de loscuales 239 pertenecen a Actuamos y 102 a A todo Folk. Siguiendo con los números, dentro de esta división, se llevarán a cabo 212 conciertos musicales (68 de carácter tradicional), 38 actuaciones de danza (34 tradicional), y 91 representaciones enmarcadas dentro de otras artes escénicas, como el teatro, los títeres, la magia u otro tipo de espectáculos, que permitirán a los ciudadanos de Segovia conocer la multitud y riqueza de propuestas culturales que existe en nuestra tierra de profetas artísticos, e interesarse por aquellos intérpretes o formaciones que desconocían hasta ahora.

Y es que cada año estos programas convocan a todo tipo de artistas procedentes exclusivamente de la provincia, ya sean aficionados o se dediquen de manera profesional al desarrollo y la promoción del arte en cualquiera de sus vertientes. No en vano, para la convocatoria de estas nuevas ediciones de Actuamos y A todo Folk, el Área de Cultura y Juventud de la Diputación de Segovia ha recibido hasta 78 propuestas de folk y un total de 246 no relacionadas con la tradición. A partir de esta lista de 324 opciones repletas de diversidad, fueron los propios ayuntamientos los que escogieron a qué agrupaciones deseaban contratar, por lo que una edición más los ciclos serán cofinanciados por la institución provincial, que aportará alrededor de 156.172,5 euros, y por los 211 consistorios, que se encargarán de destinar 166.172 euros, entre todos, a estos programas.

Puesto que la mayor parte del presupuesto irá dirigido al pago de los cachés de las compañías y grupos, un año más la institución provincial han querido incentivar y compensar a aquellos artistas que se dedican a divulgar la cultura de forma profesional y que, por lo tanto, deben soportar costes fiscales y sociales. Estos verán aumentado el 30% de su caché.