La familia de Víctor Barrio llevará a juicio a una concejala por intromisión en el honor

Homenaje a Víctor Barrio en Sepúlveda el pasado mes de agosto.
Homenaje a Víctor Barrio en Sepúlveda el pasado mes de agosto. / A. Tanarro
  • El Juzgado de Sepúlveda señala el 24 de octubre para juzgar a la concejala de Catarroja que consideró «positiva» la muerte del torero

El despacho de abogados Cremades & Calvo Sotelo, que representa los intereses de la familia de Víctor Barrio, ha logrado que el Juzgado de Sepúlveda admita la demanda civil contra Datxu Peris, concejala de Guanyar Catarroja en este ayuntamiento valenciano, por intromisión en el honor de la viuda y los padres del torero, y ha fijado el 24 de octubre para la celebración del juicio. Así se acordó en la audiencia previa de la demanda civil celebrada este lunes en el juzgado, según confirman fuentes del bufete.

La representación legal de la viuda de Víctor Barrio, Raquel Sanz, y de los padres del diestro mantiene que la edil de Catarroja habría incurrido en la intromisión en el honor de la familia al publicar en su perfil de Facebook que consideraban «positiva» la muerte del torero.

La reacción de la familia de Barrio y de la Fundación Toro de Lidia fue presentar la demanda civil que admitió a trámite el Juzgado de Sepúlveda el pasado mes de enero. Tras la audiencia previa celebrada el lunes, los abogados que representan a la familia han solicitado la asistencia de la edil valenciana, a fin de que se someta a la prueba de interrogatorio y responda a las preguntas que se le formulen.

En la demanda civil, los letrados de la familia solicitan que, en caso de que sea condenada, la concejala de Guanyar Catarroja (formación adscrita a Podemos) reconozca que incurrió en la intromisión ilegítima en el derecho al honor de Víctor Barrio, que retire de su página de Facebook las declaraciones que dejó escritas tras la muerte del torero, que publique la sentencia en su perfil y que pague la indemnización económica que determine el juzgado por daños morales y perjuicios. Los letrados no han mencionado la cuantía de la indemnización que solicitan, aunque en otros procedimientos han pedido una indemnización por daños de 30.000 euros.

En su página de Facebook la edil valenciana dejó escrito que «no puedo sentirlo por el asesino que ha muerto más que por todos los cadáveres que ha dejado a su paso mientras ha vivido», que según la estadística de su página oficial han sido «258 vidas desde 2008», más los novillos durante su aprendizaje. «Ahora los opresores han tenido una baja, una víctima más, un peón de su sistema», afirmaba la concejala, quien se preguntaba, «como muchos», que «cuántas bajas más de este equipo» harán falta para que los distintos gobiernos «dejen de subvencionar estas prácticas con olor a sadismo».

Querellas y demandas

Este procedimiento que se sigue en el Juzgado de Sepúlveda es solo uno de los emprendidos por la familia de Víctor Barrio y por la Fundación Toro de Lidia contra los ataques realizados a través de las redes sociales a raíz de la muerte del diestro. En el ámbito penal, la Fundación ha interpuesto varias querellas por injurias, por calumnias, incitación al odio y apología del terrorismo, dependiendo del contenido de los mensajes, además de otras demandas civiles con las que busca «el arrepentimiento ante un juez, la rectificación y la indemnización por parte del autor del mensaje que constituye un delito».

El pasado 29 de marzo, Vicente Belenguer, el maestro valenciano que supuestamente vertió ofensas e insultos contra Víctor Barrio, su viuda y sus familiares a raíz de la muerte del diestro segoviano, ejerció su derecho a no declarar ante el Juzgado de Paterna que instruye las diligencias por un presunto delito de injurias.