La Diputación quiere trasladar en mayo su área de Cultura a la Casa del Sello

Fachada de la Casa del Sello, sede de la Cámara.De Torre
Fachada de la Casa del Sello, sede de la Cámara.De Torre
  • El edificio de la Cámara es la única oferta que se ha presentado para albergar oficinas de la Corporación, con un alquiler de 8.000 euros al mes incluido el IVA

La Diputación Provincial tiene prisa por solucionar algunos de los problemas de espacio de los que ha venido lamentándose en los últimos tiempos. La mesa de contratación, que se reunió en la mañana de ayer, tuvo ‘fácil’ la decisión, ya que solo la Cámara de Comercio ofreció las dependencias de su actual sede de la calle San Francisco. Así pues, solo una la oferta agotó el plazo establecido y concurrió al concurso de adjudicación de espacio para ubicar oficinas de los servicios del área de Cultura y de Turismo de la institución provincial.

Representantes de la Diputación comentan que esperaban alguna propuesta más, sobre todo después de que en los últimos meses salieran a la luz algunas opciones. Quizás la más clara era la del Palacio de la Floresta, inmueble situado junto al Palacio Provincial, en la calle San Agustín, que el criterio de cercanía lo cumplía sobradamente.

El proceso abierto por la Corporación que preside Francisco Vázquez perseguía la ocupación en régimen de arrendamiento de un edificio que estuviera enclavado en un radio máximo de 600 metros de la sede central de la Diputación. El propósito es que en esas dependencias se instalen los servicios correspondientes al área de Cultura y de Turismo del gobierno provincial, cuyos equipos hasta ahora se han tenido que apretar en estancias habilitadas en el teatro Juan Bravo, que además estos meses se encuentra inmerso en obras de rehabilitación.

A falta de un informe

El diputado provincial, Antonio Sanz, precisa que ahora corresponde a los técnicos estudiar el inmueble ofrecido por la Cámara de Comercio y redactar el preceptivo informe que acredite la viabilidad. Algo que parece estar asegurado. De hecho, la intención del equipo de gobierno de la Corporación provincial es que en el pleno que se desarrollará el próximo jueves, la ocupación de la casa del Sello obtenga la necesaria luz verde. Y después, la mudanza. Si todo va según lo previsto por la entidad, Antonio Sanz pone de manifiesto el deseo en voz alta de que el próximo mes ya estén instalados los servicios de Cultura y Turismo en las estancias de la calle de San Francisco.

El diputado provincial especifica que las condiciones que presenta la Casa del Sello de Paños son, a priori, adecuadas para las funciones que la institución ha pensado. Además de estar dentro de ese radio de acción de 600 metros, el espacio a ocupar es amplio, de unos 1.300 o 1.400 metros cuadrados, calcula Antonio Sanz. Asimismo, tampoco tendrá que invertir una gran suma en mobiliario, ya que la sede de la Cámara de Comercio está acondicionada para el trabajo de oficina y administrativo que se lleva a cabo en sus dependencias.

La oferta económica propuesta por el organismo presidido por Pedro Palomo establece un precio por metro cuadrado de 5,20 euros. Con el IVA incluido, el precio del alquiler mensual asciende a 8.000 euros, calcula el representante de la institución provincial.

La Casa del Sello de Paños es un noble edificio renacentista que destaca por su singular fachada de granito. Debe su nombre a que en el mismo, en el año 1673, se establece el Real Consejo Regulador de Paños, organismo encargado de clasificar y autentificar con el Sello de Paños las piezas producidas en Segovia, que se enviaban principalmente a Flandes, Italia y las Américas. Fue en mayo de 2015 cuando la Cámara decidió poner en alquiler un inmueble que hasta este momento está infrautilizado.