El PP advierte de que mantener el edificio inacabado del CAT cuesta 400.000 euros al año

Estado del edificio.
Estado del edificio. / De Torre
  • La resolución de la Audiencia «confirma la mala gestión del gobierno socialista, único culpable»

La noticia de que la Audiencia Nacional ha desestimado el recurso presentado por el Ayuntamiento contra la resolución del Ministerio de Industria que exigía el reintegro de la ayuda económica que se le concedió para construir el Edificio de Emprendedores del CAT (Cide) no ha sorprendido al grupo municipal del Partido Popular, «pues viene a refrendar lo que llevábamos años diciendo, que el equipo de gobierno socialista no estaba gestionando bien el proceso». Pero sí sorprende al grupo que lidera Raquel Fernández es que «la alcaldesa, Clara Luquero, siga sin reconocerlo y tanto ella como su equipo sean incapaces de hacer autocrítica».

La realidad, argumenta el PP, «es que el gobierno municipal socialista no cumplió con lo pactado incumpliendo los plazos para finalizar la construcción del Cide a tiempo y de las arcas municipales han tenido que salir los casi 11 millones de euros que nos concedieron en su momento. Y basta ya de buscar culpables fuera, pues si las obras tenían que haber empezado en el año 2009, lo hicieron en el 2011, con dos años de retraso y a pocos meses de la fecha a la que se habían comprometido para finalizarlo, algo de lo que el único responsable es el gobierno municipal socialista, un gobierno que no ha sabido gestionar y administrar bien este faraónico y desproporcionado proyecto desde el principio».

A la cantidad que se ha tenido que devolver habrá que sumar, advierte el grupo mayoritario de la oposición, «los intereses de demora más las costas de este último proceso judicial, algo de lo que no nos han informado todavía. Parece que al equipo de gobierno socialista ni le gusta dar explicaciones ni las cifras completas de lo que cuestan todos los proyectos, demostrando con ello una gran opacidad».

Por ello, el grupo popular pide «transparencia y que se den explicaciones claras no solo de todo lo que está suponiendo el CAT para la ciudad, sino también de todos los proyectos que se están llevando a cabo y que suponen un gran desembolso de dinero».

Al Partido Popular le molesta que la alcaldesa «saque pecho de la gestión realizada y que diga que ‘hemos tenido la suerte de contar con recursos para poderlo devolver [...] El Ayuntamiento está en unas condiciones saneadas y nos lo hemos podido permitir’». Si hubieran hecho «las cosas bien», indican los populares, «no habrían tenido que utilizar esos recursos, que podrían haberse invertido en otros asuntos más prioritarios y necesarios para Segovia, como la mejora de la calidad del agua, el arreglo de las calles o de nuestros polígonos, entre otras cosas».

Si bien señala que «todos deseamos una solución viable para el edificio de emprendedores, pues se está llevando mucho dinero de las arcas municipales, cantidad que se está dejando de invertir en otras cosas», el grupo popular lamenta que «lo cierto es que, a día de hoy y después de casi 10 años hablando del CAT, no solo hemos tenido que devolver la subvención concedida, sino que lo único que tenemos es un edificio de los once que contemplaba el proyecto inicial, que tendremos que terminar con fondos propios, con un futuro aún por definir y cuyo mantenimiento nos cuesta anualmente unos 400.000 euros. Desde luego no es para sacar pecho».