Publicatessen dedica su segunda jornada a la organización de eventos

Publico durante las jornadas, con el vicepresidente de Publicatessen, Patrick Adjei, en primer término.
Publico durante las jornadas, con el vicepresidente de Publicatessen, Patrick Adjei, en primer término. / Alberto Morala
  • Un grupo de alumnos viaja a la escuela The Atomic Garden de Madrid para trabajar en ideas de una campaña publicitaria

La segunda jornada de Publicatessen estuvo dedicada a debatir sobre la organización de eventos. La primera ponente en el salón de actos del edificio santiago Hidalgo fue Mila Valcárcel, que ha trabajado en MTV España y ha participado en la dirección de varias agencias. Para ella, lo más importante es que el evento genere emociones y que se convierta en «algo memorable». Valcárcel dio cuatro claves para realizar un evento: romper con los criterios clásicos, adoptar nuevos criterios en la construcción de ideas, utilizar las herramientas de la comunicación y ser capaces de empatizar con nuestro público.

Gloria Campos, segunda ponente, explicó por qué hay que generar emociones en un evento: porque la comunicación se vuelve mucho más sencilla y directa, al facilita las reacciones de los asistentes. Otra de las claves que ofreció es que siempre se debe de tener en cuenta los riesgos potenciales y tratar que cualquier evento acabe bien con un «final feliz».

El tercer y último ponente, Julián Prieto, mostró que todos los detalles importan y que la clave para convertir las pequeñas cosas en grandes es la motivación, además de tratar de adaptar la comunicación. En segundo lugar, indicó que para organizar eventos hay que «trabajar muy duro y ser muy crítico y constante para alcanzar los objetivos propuestos», pero también «disfrutar del evento, porque sólo así, podremos crear un ambiente de trabajo creativo».

Otros 50 alumnos viajaron a Madrid, a la escuela de creatividad The Atomic Garden, donde prepararon la categoría ‘The big atomic idea’, cuyo ganador será conocido en la gala del próximo viernes: realizará una campaña publicitaria para la marca Telepizza y su nueva pizza dulce de KitKat. Por la tarde, Publicatessen continuó en el Palacio de Quintanar con cuatro talleres diferentes sobre las claves para realizar un gran evento que sea capaz de emocionar a los asistentes y alcance la viralización.