El Joker de La Primitiva deja 10.000 euros en Sepúlveda

Domingo Sanz muestra el cartel con el premio. El Norte
Domingo Sanz muestra el cartel con el premio. El Norte
  • El ganador es «un vecino del pueblo y cliente habitual» de la administración» El Salvador, regentada por Domingo Sanz y Marisa Lobo

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El sorteo del Joker de La Primitiva ha dejado un premio de tercera categoría en Sepúlveda, que permitirá al acertante cobrar 10.000 euros . El boleto, correspondiente al sorteo del jueves, ha sido validado en la administración de loterías El Salvador, único punto de venta de la localidad, regentado por Domingo Sanz y Marisa Lobo. El ganador, «un vecino del pueblo y cliente habitual de la administración», según declara Sanz, que elude desvelar la identidad del afortunado, jugó cinco apuestas de La Primitiva del jueves manuales con Joker (al precio de las apuestas de La Primitiva, cinco euros en este caso, se le suma un euro para participar también en el sorteo del Joker).

Los responsables de la administración han mostrado su alegría por el premio, ya que«se ha quedado en el pueblo y a un vecino que juega semanalmente en nuestra administración, por lo que sentimos mucha satisfacción». El Joker, explican, «es un juego asociado a La Primitiva pero no obligatorio, por los que son muy pocos los clientes, tanto de aquí como de fuera, que suelen jugar. A ver si con este premio, la gente se anima un poco, porque lo que está claro es que, para ganar, hay que jugar», afirma el regente de la administración, que celebra este año su décimo segundo aniversario. Durante este tiempo ha repartido entre sus clientes numerosos premios de diferentes tipos de apuestas y lotería. «Se nos resisten el Gordo de Navidad y el sorteo de El Niño», bromea Domingo.

Aunque lleva el número 2, es la única administración de la localidad y por ella pasan diariamente la mayoría de los sepulvedanos porque, según Domingo, «son pocos los que no están abonados a un número de Lotería Nacional. Aquí hay mucha tradición de jugar los abonados, a ver si pronto alguno de esos números nos da una buena alegría, porque ahí sí que tocaría a casi todo el pueblo». También pasan por El Salvador (así se llama la administración, en relación a la majestuosa iglesia románica que preside desde lo alto la localidad) muchos de los turistas que, sobre todo, visitan Sepúlveda los fines de semana. «Hay quien aprovecha para hacer sus apuestas habituales, pero otros, como estamos en la plaza y pasan por delante, entran a jugar ‘por si acaso’». Este premio de 10.000 euros supone un revulsivo para Domingo y Marisa, que validan, con más ilusión si cabe, los boletos de sus clientes desde que lo han dado, pero también para los sepulvedanos, «que se animan a jugar porque ven que sí que toca».