La ruta segoviana del Camino de Santiago acoge una prueba de bicicleta de montaña

Camino de Santiago, a su paso por Segovia.
Camino de Santiago, a su paso por Segovia. / El Norte
  • Será en el mes de julio

La Junta de Castilla y León ha presentado la primera edición de la prueba de mountain-bike ‘Gaes Pilgrim Race’, que se celebrará en julio, siguiendo el trazado del Camino de Santiago de Madrid, con la colaboración de las comunidades autónomas de Madrid, Castilla y León y Galicia.

Esta prueba deportiva forma parte de la estrategia de la Consejería de Cultura y Turismo en la promoción de productos turísticos especializados, tal y como establece el Plan Estratégico de Turismo de Castilla y León 2014-2018. El director general de Turismo de la Junta, Javier Ramírez, puso de manifiesto «la importancia de este tipo de eventos deportivos como dinamizadores del medio rural en el que se desarrollan».

Este tipo de eventos ahondan en la idea de unir turismo y deporte, potenciando la especialización de productos turísticos y la desestacionalización del sector turístico. Además, en este caso, se vincula a una ruta histórica y cultural como es el Camino de Santiago de Madrid con el objetivo de la Consejería de integrar turismo, cultura y deporte a través de esta prueba.

La primera edición de esta prueba deportiva y cicloturística de mountain-bike se celebrará entre el 16 y el 23 de julio, con un recorrido previsto en torno a 725 kilómetros, dividido en ocho etapas. La prueba discurre por el trazado del Camino de Santiago de Madrid, una de las grandes rutas turísticas de Castilla y León, que atraviesa las provincias de Segovia, Valladolid y León, uniéndose en la localidad de Sahagún al trazado del Camino de Santiago Francés.

Novedad

La carrera tiene un formato muy novedoso que pretende unir el atractivo turístico del entorno por el que transcurre con la competición deportiva. Ssu desarrollo está previsto en dos fases, una primera de carácter más competitivo, por las cuatro primeras etapas, desde Madrid hasta Sahagún, y una segunda fase, en formato libre, desde Sahagún hasta Santiago de Compostela. A través de sus ocho etapas, está dotada de una importante infraestructura organizativa, con campamentos base para el alojamiento de los participantes, además de avituallamientos y puntos de control, para su correcto desarrollo. De esas ocho etapas, cuatro transcurren en Castilla y León con inicio o final en Coca, Medina de Rioseco, Sahagún y Astorga. Además, cuenta con un amplio plan de difusión, que garantiza una importante repercusión turística.

La Consejería de Cultura y Turismo trabaja para promover el turismo deportivo «consciente del gran potencial que supone la celebración de grandes eventos en Castilla y León, vinculándolos al turismo rural, que Castilla y León lidera tanto en oferta categorizada y de calidad, con más de 3.800 alojamientos y 34.000 plazas, como en viajeros y pernoctaciones en esta modalidad, con incrementos del 5,84 % y del 4,55 % respectivamente durante el pasado año».