Segovia con ojos nuevos

Uno de los grupos de escolares que tomaron parte en la actividad.
Uno de los grupos de escolares que tomaron parte en la actividad. / El Norte
  • 340 escolares de dieciocho municipios de la provincia descubren Segovia durante la II Jornada de Senderismo, organizada por la Diputación en colaboración con el arqueólogo David Álvarez y el geólogo Andrés Díez

Los Juegos Escolares continúan atrayendo la participación y el interés de los niños de la provincia, que hace una semana completaban un día de pádel en compañía de sus amigos, y este sábado se calzaban las zapatillas de montaña para dar un paseo por los rincones más espectaculares de la capital.

La segunda Jornada de Senderismo Escolar reunía en Segovia a cerca de 340 niños procedentes de los municipios de Cantimpalos, Cantalejo, Zarzuela del Monte, Marugán, Palazuelos de Eresma, San Cristóbal de Segovia, Aguilafuente, Escalona del Prado, Fuentepelayo, Hontalbilla, Carbonero el Mayor, Navalmanzano, Escarabajosa de Cabezas, Cuéllar, El Espinar-San Rafael, Nava de la Asunción, Villaverde de Íscar y Torrecaballeros, quienes daban comienzo a una caminata de tres horas junto a los Altos de la Piedad.

Rincones desconocidos

El día parecía tener intenciones de descargar con fuerza la lluvia sobre la ciudad de Segovia, pero finalmente no fue así y los participantes en la actividad pudieron disfrutar de una mañana de temperatura muy agradable para caminar, a pesar de las nubes. De este modo, ‘Una mirada a la ciudad de Segovia’ descubrió a muchos niños de la provincia algunos rincones que no conocían de la capital y les situó en los accesos a las vistas más privilegiadas al Alcázar, el Acueducto, la Catedral o el recinto amurallado.

Acompañados de técnicos y monitores de la Unidad de Gestión y Promoción Deportiva de la Diputación de Segovia, los niños recorrieron los diferentes miradores recibiendo, además, las explicaciones del arqueólogo David Álvarez y del geólogo Andrés Díez, quienes no escatimaron en detalles y lograron que los pequeños mostrasen su interés por lo que se escondía detrás de los monumentos.