Primer balance de los destrozos causados por las inundaciones: al menos 1,2 millones de euros

fotogalería

Enseres empapados en un garaje anegado en La Estación del Espinar. / A. de Torre

  • El Ayuntamiento de El Espinar habilita un crédito de 500.000 euros para iniciar las obras urgentes

Veinticuatro horas después del drama, los núcleos de población de El Espinar intentar reencontrarse con el pulso de la vida cotidiana. Muy complicado. Las riadas e inundaciones, acompañadas por las fuertes rachas de viento, han arrasado calles, mobiliario urbano y anegado garajes y bajos, entre otros cuantos y numerosos desperfectos que saltan a la vista. Pero «no es solo lo que se ve, también hay que tener en cuenta lo que no se ve», apuntan los técnicos municipales del Ayuntamiento que dirige Alicia Palomo.

La alcaldesa advierte de que los daños van a ir en aumento de manera casi exponencial a lo largo de los próximos quince o veinte días. Aflorarán los desperfectos y destrozos que ahora no se perciben, pero que los responsables del Consistorio saben a ciencia cierta que se han producido. Como muestra, el botón de conductos subterráneos que no habrán soportado la fuerza del agua y que estarán rotos, intuye la regidora de El Espinar.

Fotos

  • El día después de las inundaciones en el Espinar

«Es precipitado hablar ahora de cifras», manifestaba ayer al mediodía Alicia Palomo cuando se le preguntó por un primer cálculo del desastre natural, que se ha cebado especialmente con los cascos urbanos de La Estación del Espinar y San Rafael. Las labores de cuantificación van a continuar por parte de los técnicos del Ayuntamiento, a expensas también de evaluar los citados perjuicios que aún no han salido a la luz. «La situación es catastrófica por la afectación que han sufrido vías públicas e infraestructuras –avanza la máxima responsable municipal–, pero tenemos que tener la cabeza fría y cuantificar las partidas que sean más urgentes para poder facilitar los servicios a los vecinos». Y es que las calles Estrasburgo, Madrid y Londres, así como el camino de la Garganta están arrasadas.

El tajo vecinal

Todas ellas en el núcleo de población de La Estación del Espinar. El reguero de hoyos, grietas, levantamientos y zanjas que ha dejado el paso enfurecido de la riada sobre el asfalto incita a pensar en «costes millonarios», según Palomo. Las primeras cuentas que ha hecho el Consistorio elevan el valor de las pérdidas por encima de 1,2 millones de euros. Y ese montante sin contar la devastación en terrenos rústicos y los desperfectos que van a seguir saliendo, precisa la alcaldesa. De hecho, ayer por la tarde los técnicos tuvieron que comprobar otro nuevo hundimiento en una calzada de La Estación del Espinar. «No será el último», incide la regidora.

Ha transcurrido más de un día después del siniestro y, por ejemplo, el agua sigue saliendo a borbotones de alguna alcantarilla desbordada. Aunque el panorama meteorológico ha mejorado para facilitar la limpieza y adecentamiento de los viales, todavía hay embolsamientos de agua en calzadas y restricciones al tráfico en los viales más damnificados por las graves inundaciones.

A ambos lados de las calles, los vecinos se ponen el mono de trabajo y usan bombas y mangueras para achicar el agua que se acumula en algunos garajes y bajos de viviendas unifamiliares que abundan en esta zona. Otros residentes cargan en la carretilla los montones de barro y cascotes que barren de las entradas a casa. Y algunos se afanan en limpiar y liberar los bajos del coche, embadurnados de lodo y maleza.

Reparaciones de emergencia

La regidora de El Espinar vaticina que la normalidad tardará todavía meses en restablecerse debido a la magnitud de los daños ocasionados por las riadas e inundaciones que no han podido soportar calzadas, tuberías y otras infraestructuras damnificadas. Otro botón de muestra. Es el caso del alumbrado público, el cual los operarios ya intentaban reparar en la jornada de ayer, según apuntaron técnicos del Consistorio.

Alicia Palomo ha abogado por la aplicación de «la eficacia y la eficiencia» a la hora de afrontar la reconstrucción y recuperación de las infraestructuras afectadas. De ahí también el apremio para habilitar una partida presupuestaria con la que comenzar «cuanto antes» las tareas urgentes. La alcaldesa sabe que solos no van a poder acometer el ingente trabajo que les queda durante meses, por eso ha instado a las administraciones a que «sigan ayudando como lo han venido haciendo ahora». Palomo ha agradecido la participación y colaboración de la Junta y de la Administración central en las últimas horas con motivo del operativo diseñado para paliar los efectos del desastre.

La corporación municipal de El Espinar celebró en la tarde de ayer un pleno extraordinario de urgencia para evaluar la situación creada y determinar las medidas que se pueden adoptar «para hacer frente a los graves daños producidos en el término municipal como consecuencia de las violentas tormentas acaecidos el fin de semana», según rezaba la convocatoria.

Alicia Palomo anticipaba unas horas antes que «lo más urgente se centra en las reparaciones de emergencia en el casco urbano». En este sentido, citó «la reconstrucción de calles e infraestructuras destruidas». En esa lista de prioridades no solo está incluido el pavimento levantado y resquebrajado, sino también la recuperación de arquetas, alcantarillas y, sobre todo, de las redes de saneamiento afectadas.

La sesión plenaria de la tarde de ayer celebrada por el Consistorio dio luz verde a la habilitación de un rédito urgente por valor de 500.000 euros para empezar «en 24 ó 48 horas» a ejecutar los primeros trabajos, los más necesarios para asegurar sus servicios básicos. La alcaldesa agradeció al resto de fuerzas políticas el respeto y la predisposición para llegar a un acuerdo de cinco puntos en el que destacan la vía libre a esa partida económica y el consenso sobre la declaración de la situación de emergencia.