video

Riada por una de las calles de Matabuena.

Las lluvias provocan una noche de riadas en La Estación del Espinar y San Rafael

  • Los técnicos del Adif intuyen que la interrupción del servicio de trenes con Segovia y Madrid estará suspendido varios días

  • Los vecinos reconocen que en la vida habían visto nada igual en cuanto a los destrozos ocasionados por las inundaciones

Las últimas horas han sido tremendamente complicadas en la zona de El Espinar. Casi un día de lluvia persistente y de vientos racheados han causado numerosos problemas que han obligado a cortar calles por culpa de las riadas e inundaciones. Los mayores trastornos se han localizado en el núcleo de La Estación del Espinar, cuyos accesos han estado restringidos por las balsas de agua acumuladas que hacían intransitable el paso. Asimismo, varias vías anegadas, como las calles Londres, Estrasburgo o Madrid, han estado cortadas.

Las alcantarillas no han aguantado y la ingente cantidad de agua ha desbordado desagües. El agua ha convertido calles en ríos que bajaban con enorme fuerza. Los vecinos han estado pendientes. La Agrupación Protección Civil de El Espinar, en función de la recomendación realizada por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, informaba a primeras horas de la madrugada del corte del acceso a La Estación del Espinar por San Rafael, que también se ha visto damnificado por la cantidad de lluvia caída a lo largo del domingo. La restricción se ha producido a la altura de la estación de Renfe.

noche de riadas e inundaciones en el Espinar y San Rafael

Las carreteras no se han librado y a primera hora de hoy había que circular con mucho cuidado. Así, hay balsas de agua en la N-VI a la altura del núcleo de población de San Rafael a lo largo de dos kilómetros en ambos sentidos (del punto 62 al 64). La Nacional N-603, a la altura del cruce con Riofrío, otro embolsamiento de agua extendida a lo largo y ancho de los dos carriles de la calzada hacía imprescindible la presencia de la Guardia Civil para alertar de la incidencia a los conductores a la espera de empezar a drenar. El agua también ha anegado algunos tramos de la SG-500 que va de El Espinar a Ávila.

En 24 horas, en la zona de El Espinar han caído 123 litros por metro cuadrado. Solo entre la medianoche y las 4 horas de esta madrugada se habían registrado casi 35 litros, según la información facilitada por elespinar.org. Las fuertes rachas de viento también han hecho de las suyas y han derribado vallas y árboles.

Tremendos socavones

Dos tremendos socavones dejan inutilizada la línea férrea con Madrid y Segovia

Dos socavones a ambos lados de la vía del tren en el apeadero de La Estación del Espinar dan idea de la magnitud del caos. Ningún servicio ferroviario ha funcionado y los técnicos del Adif recorren la línea para dar fe del calibre del problema. El tráfico ferroviario entre Cercedilla y Segovia está interrumpido, realizándose el trasbordo de viajeros en autobús.

  • Hundimiento de tierras en las vías del apeadero de la estación del Espinar (Segovia)

  • Inundaciones y destrozos del temporal en la estación del Espinar (Segovia)

  • Crecida de los ríos en Segovia capital y provincia

Los corrimientos de tierra y desprendimientos han dejado las vías cubiertas de piedra, barro, maleza y todo lo que la fuerza del agua ha arrastrado.

Por su parte, el firme de varias calles del núcleo de población de La Estación han amanecido con el firme agrietado y levantado. Un desastre. El agua que discurre por el subsuelo ha hecho ceder las capas de conglomerado. Ahora solo hay zanjas y grietas entre el lodo y el agua que sigue corriendo, aunque con mucha menos violencia que en la pasada madrugada.

Los vecinos no recuerdan un suceso así. Muchos consultados por El Norte de Castilla admiten no haber visto en la vida las riadas y la fuerza con la que han arrastrado y se ha llevado por delante farolas y hasta coches, que han quedado atrapados entre maleza y barro.