José Antonio López Murillo optará a la reelección al frente de CC OO en la provincia

José Antonio López Murillo, secretario provincial de CC OO.
José Antonio López Murillo, secretario provincial de CC OO. / De Torre
  • El congreso provincial de Comisiones Obreras se celebrará el 20 de marzo, dos meses y medio antes de la renovación en la secretaría regional

Comisiones Obreras (CC OO) de Castilla y León afronta este año su proceso de congresos en la comunidad en los que las distintas unidades provinciales deberán ratificar o renovar a sus máximos responsables. En el ámbito autonómico, ya es conocida la decisión de Ángel Hernández de abandonar la secretaria general regional. En el cónclave que se desarrollará entre los días 2 y 3 de junio se sabrá el nombre de la persona que se encargará de liderar la organización sindical. Conviene recordar que normas de la central impiden repetir más allá de tres mandatos.

En Castilla y León, el candidato que de momento ya ha anunciado su intención de concurrir al proceso para sustituir a Hernández es Vicente Andrés. Antes, las provincias decidirá su hay continuidad al frente de las naves o si se cambia el timón. Los diferentes congresos que celebrarán las unidades provinciales comenzarán los días 6 y 7 de marzo en Aranda de Duero y Miranda de Ebro, según el programa aprobado por Comisiones Obreras.

El turno de Segovia será dos semanas después, el 20 del mes que viene, según ha confirmado el secretario provincial de CC OO, José Antonio López Murillo. El responsable sindical afirma que se presentará a la reelección. En este sentido, apunta que ya trabaja en la configuración del equipo que le acompañará a lo largo del próximo cuatrienio, siempre en el caso de que su aspiración concite la confianza suficiente que le permita reeditar la responsabilidad a la que accedió hace cuatro años, cuando sustituyó a Ignacio Velasco.

López Murillo se hizo cargo de la unión provincial de Comisiones en plena crisis financiera y con unas cifras de paro ingentes. Una época, sin duda, harto complicada, marcada por las medidas de racionalización y contención de las administraciones públicas que han encontrado en las fuerzas sindicales un rechazo frontal. Baste, como ejemplo, la reforma laboral promovida por el Gobierno central.

La reforma laboral

Aunque se ve algo de luz al final de tan oscuro túnel, José Antonio López Murillo asegura que todavía quedan por apuntalar, mejorar y recuperar muchos derechos de la clase obrera. Y fija el punto de mira en la derogación de la citada reforma laboral. Estos primeros meses del año van a estar marcados por el desarrollo del diálogo social y la búsqueda de un acuerdo –vaticina–, al mismo tiempo que llama la atención sobre el nuevo panorama político surgido de las últimas elecciones, en el que el Ejecutivo el Partido Popular no posee ya la mayoría absoluta de pasadas legislaturas, advierte responsable de CC OO en la provincia.

En esa agenda de temas para este 2017, el representante sindical no quiere bajar la guardia con respecto al empleo. Como ha venido manifestando en reiteradas ocasiones, la reducción de las listas del paro no son del todo reales.

Si bien la evolución interanual es buena, las cifras de creación de trabajo están «maquilladas». El secretario provincial de Comisiones Obreras pone de relieve que, además de que la tasa de desempleo sigue siendo muy elevada en comparación con los ejercicios previos a la explosión de la crisis, el empleo que se genera es de «peor calidad», en alusión directa a la precariedad y temporalidad de los contratos.

Asimismo, reitera la necesidad de una apuesta contundente por la industria con el doble objetivo de tejer una red de estabilidad económica y laboral y de diversificar la producción para ganar competitividad en el mercado. La lucha por recuperar la dignidad salarial será otro de los frentes que ocupe al sindicato en este curso.