«Machado está más vivo que nunca»

Ángel Gutiérrez, con la concejala de Cultura, Marifé Santiago, ayer en La Cárcel.
Ángel Gutiérrez, con la concejala de Cultura, Marifé Santiago, ayer en La Cárcel. / Antonio Tanarro
  • Ángel Gutiérrez estrena en Segovia con Teatro Chéjov su último trabajo, un homenaje al poeta

Ángel Gutiérrez, director de la compañía Teatro Chéjov y de la Escuela de Arte Teatral que él mismo creó, director de escena con más de treinta años de experiencia en Rusia y en España, ha elegido Segovia para el estreno nacional de su último trabajo, ‘Nuestro Machado’, un homenaje al poeta sevillano, que admira desde la infancia. Será el próximo 16 de febrero en la Sala Ex.Presa de La Cárcel Centro de Creación, a las 20:00 horas, con entrada libre hasta completar el aforo. Las invitaciones se pueden recoger en la Central de Reservas del Centro de Recepción de Visitantes desde el 10 de febrero.

Con esta obra, Gutiérrez quiere revivir el espíritu de la poesía de Machado, poner voz a algunos de sus poemas y pensamientos y decir en voz alta «que el gran cantor de ‘Campos de Castilla’, nuestro genial Antonio Machado, está vivo, más vivo que nunca». Gutiérrez destaca en esta obra su labor, no solo como poeta, sino también como pensador y ensayista.

En el montaje participan Germán Estebas, José Luis Checa-Ponce, Elena Nikonórova, Paola Malleuve y Carlota Alonso, todos ellos actores de la compañía Teatro Chejov-Ángel Gutiérrez que dirige el director de escena de origen asturiano que, como Niño de la Guerra, fue enviado a Rusia, donde entró en contacto con el teatro ruso al que ha dedicado el resto de su vida.

España y Rusia están siempre presentes en el teatro de Ángel Gutiérrez. En el país eslavo era embajador de la dramaturgia española, y en España, lo es de la rusa. Como estudiante de Dirección Escénica en la Academia Estatal de Arte Teatral de Moscú, sus profesores habían sido alumnos directos de Stanislavskiy, cuyo método ha aplicado Gutiérrez desde entonces. Ha sido Catedrático de Interpretación y Dirección de la Academia Estatal de Teatro de Moscú. En teatros rusos ha puesto en cartel 40 obras, entre ellas La casa de Bernarda Alba de Lorca, Carmen de Triana (adaptación de la novela de Merimeé), en cartel durante más de diez años, La cueva de Salamanca y La Gitanilla de Cervantes, En la red de Alfonso Sastre o el musical El hombre de la Mancha. Por otro lado, ha montado en España El jardín de los cerezos de A. Chéjov o Bajos fondos de Gorki. En 1975 dirige y realiza para la TVE El Tío Vanya de Chéjov. También ha dirigido óperas documentales y cortometrajes, así como actuado en varias películas.

Si confía en Stanislavkyi su método teatral, Chéjov es la figura que inspira toda su obra, por su brevedad y la sencillez y fluidez de su forma. Porque pone en escena grupos de personas que tienen los mismos problemas que preocupan hoy. Su compañía es la única que lleva el nombre del gran dramaturgo ruso.

Gutiérrez entiende el teatro como un conjunto orquestal y forma sus propios actores en la Escuela de Arte Teatral que creó en 1989. Éstos conviven en escena con los más veteranos en un repertorio estable que no se circunscribe al ámbito meramente teatral, sino que abarca lo poético, la novela o la filosofía.