La Diputación entrega los premios del concurso fotográfico sobre su belén

Francisco Vázquez entrega el premio a uno de los ganadores, en presencia del diputado Jaime Pérez.
Francisco Vázquez entrega el premio a uno de los ganadores, en presencia del diputado Jaime Pérez. / El Norte
  • Victoria Herrero, Laura Cañas, Carlos Toledo y Ana Fernández han sido los ganadores

Victoria Herrero, Laura Cañas, Carlos Toledo y Ana Fernanz han sido los ganadores del concurso fotográfico que la Diputación de Segovia ha organizado este año con ocasión del tradicional belén navideño que instala en el patio de columnas del Palacio Provincial.

Aprovechando que el nacimiento ha sido este año interactivo, la Diputación invitaba a los visitantes a subir fotografías simpáticas a una plataforma informática preparada al efecto. Entre el más del centenar de instantáneas presentadas, el jurado ha elegido la de Victoria Herrero, donde en el centro de un corazón formado con las manos se ve el nacimiento; la de Carlos Toledo, donde aparece junto a su padre con sus cascos de bicicleta, pues visitaron el Belén el día de la Carrera del Pavo; la de Laura Cañas, donde aparece otra familia con sus hijos más pequeños; y la Ana Fernanz, donde se puede ver junto al belén a un grupo vestido de Reyes Magos.

El presidente de la Diputación Provincial de Segovia, Francisco Vázquez, y el diputado de Promoción Económica, Jaime Pérez, hicieron ayer entrega de sus premios a los ganadores, consistentes en una cesta de productos adscritos a la marca Alimentos de Segovia. En la bolsa aparece un queso de Celestino Arribas de Escalona del Prado, un chorizo Cantimpalos de Jesús Palomo Pascual, un saquito de garbanzos de La Criba de Valseca, un paquete de galletas de Delicias de Cuéllar y una botella de vino Crianza de Pérez Veros de Aldehorno.

Veterano

El de la Diputación es uno de los belenes más veteranos de la provincia. Corre a cargo del servicio de Arquitectura de la Diputación y se instala en el Patio de Columnas del palacio Provincial. Los operarios tardan alrededor de doscientas horas en montarlo.

Lo curioso de este belén es que al cambiar la ubicación de los distintos elementos, siempre es diferente, por lo que los más pequeños no dejan de sorprenderse con el montaje año tras año. En el paisaje que reproduce no faltan las cárcavas, los caminos y las tierras. Junto a rocas calizas, se puede ver un castillo de Herodes, que se inspira en el de Pedraza, y diversas viviendas de la Tierra de Pinares, con adobe y ladrillo, o de los pueblos Negros y Rojos de la comarca nordeste.