La Policía de Segovia alerta de timos telefónicos de falsos secuestros al detectarse en provincias cercanas

Un agente de la Policía Nacional, frente a un ordenador.
Un agente de la Policía Nacional, frente a un ordenador. / El Norte
  • Los agentes aconseja seguir unas pautas de prevención básicas

La Policía Nacional informa sobre la modalidad delictiva conocida como secuestro virtual. Aunque en la demarcación de la Policía Nacional de Segovia no se ha detectado ningún caso, sí se ha producido este tipo de hecho en alguna provincia limítrofe. Se puede definir este tipo delictivo como un intento de estafa a través de una llamada telefónica, en la que se intenta hacer creer a la víctima que algún familiar suyo está secuestrado para exigirle dinero por su liberación. El número de teléfono de la víctima es elegido por casualidad. Ese mismo día los falsos secuestradores pueden realizar decenas o centenas de llamadas.

La Policía Nacional quiere concienciar al ciudadano de que no está ante un secuestro real, sino ante un intento de extorsión telefónica que se caracteriza porque son llamadas inesperadas provenientes de números ocultos o con el prefijo 0056; intentan provocar angustia y bloqueo emocional, por lo que son muy agresivas y directas, llegan a poner al teléfono a terceras personas que imitan gritos y lloros de las supuestas víctimas; los falsos secuestradores tratan de prolongar al máximo la llamada para evitar ninguna reacción de la víctima; y exigen dinero rápido a través de empresas de envío de dinero.

Ante esta situación, se aconseja seguir unas pautas de prevención básicas, que pueden evitar que los ciudadanos lleguen a ser víctimas de este tipo de extorsión: No descuelgue llamadas que no espera con prefijo 0056 o +56 o con número oculto; desconfíe si le dicen que han secuestrado a un familiar, incluso si se pone otra persona o se escuchan voces de fondo: no son su familiar; mantenga la calma ante la presión ejercida por el falso secuestrador, que usará violencia verbal de cualquier tipo; compruebe la información que le están aportando los falsos secuestradores (preguntar sobre la edad de la supuesta víctima, lugar de nacimiento u otros datos muy personales); no realice ningún pago, le exigirán un pago rápido para no dar tiempo de localizar al familiar, no envíe ningún dinero; no facilitar datos personales y tampoco los publique en redes sociales, y avisar a la Policía Nacional (091) e intente localizar al supuesto secuestrado por otra línea, así como grabar la llamada maliciosa.