Elías de Andrés, el genio segoviano de la forja

Elías de Andrés, ante el brocal de un pozo creado en su taller.
Elías de Andrés, ante el brocal de un pozo creado en su taller. / Antonio Tanarro
  • Una exposición en las salas de La Alhóndiga muestra el trabajo de uno de los últimos grandes herreros

El trabajo de Elías de Andrés, uno de los pocos herreros artesanos que quedan en Segovia, puede admirarse hasta el 26 de febrero en las salas de La Alhóndiga. , uno de los centros expositivos del Ayuntamiento de Segovia. Con el título ‘La tradición del hierro’, esta exposición muestra obras de todo tipo de este profesional y artista del modelado en metal, desde brocales de pozos, hasta estufas, grabados, escudos, aldabas, candelabros, lámparas, portadas, cabeceros, mesas, bustos, e incluso esculturas mitológicas.

Elías de Andrés es uno de los últimos grandes herreros. Nació en Espirdo en 1934, de padre y abuelo herreros. Su hijo y su sobrino mantienen la tradición, de modo que son ya cuatro las generaciones que contribuyen a que este arte siga vivo. De Andrés comenzó a colaborar con su padre con solo nueve años, tirando del fuelle de la herrería en la que se elaboraban y arreglaban aperos para el arado, hachas para los leñadores de la sierra, cuchillos, verjas y otros utensilios. Con 14 años se traslada a Segovia para abrir su propia herrería junto a sus hermanos.

Estos primeros años los dedica principalmente a realizar punteros (de 300 a 400 al día), para los labrantes que extraían piedra de las canteras y la moldeaban. El trabajo evoluciona hasta que amplían mercado, realizando obras de envergadura como la puerta principal del Palacio de Comunicaciones, hoy Ayuntamiento de Madrid, o una escultura para el aeropuerto de Son San Juan de Palma de Mallorca. Ha expuesto en Francia, Alemania, México, Italia, y en varias ciudades españolas. Su obra se puede ver en Segovia en iglesias, mesones, puentes, casas, calles y plazas. Suyo es el trabajo en hierro del quiosco de la Plaza Mayor de la ciudad. Una de sus obras más queridas es un grabado del Guernica de Picasso, que tiene tantas líneas como el original.

Con alumnos

Además de exponer su trabajo en esta muestra, que se puede visitar con entrada libre de miércoles a viernes, de 17:30 a 20:30 horas, y sábados y domingos, de 12:00 a 14:00 y de 17:30 a 20:30, Elías de Andrés quiere acercar el trabajo de una herrería artesana a los más jóvenes. En sesiones matutinas para alumnos de Primaria, explicará a los estudiantes los conceptos básicos de su oficio, desde cómo preparar el carbón para la fragua, hasta cómo funciona una forja, qué es un yunque, cómo utilizar el martillo y las tenazas o cómo moldear el metal.

Antes de la Revolución Industrial, el oficio de herrero era básico. El herrero era un artesano que debía combinar experiencia y destreza, fuerza y a la vez delicadeza e ingenio para modelar las piezas a golpe de martillo, y darles el acabado deseado. La irrupción de nuevas máquinas en el siglo XIX haría que las fraguas artesanas prácticamente desaparecieran, sustituidas por Las fábricas de forja.

Los colegios interesados pueden ponerse en contacto con la Concejalía de Cultura (921 46 67 06 / cultura@segovia.es / calle Judería Vieja, 12) para acordar la visita.