Al banquillo por cortarle la cara con tazas rotas y pisársela a un hombre que les exigió pagar unos cafés

  • Los dos marroquíes para los que la Fiscalía pide expulsión del país serán juzgados este martes en la Audiencia Provincial de Segovia

Dos ciudadanos de nacionalidad marroquí se sentarán este martes, 7 de febrero, en el banquillo de la Audiencia de Segovia acusados de un supuesto delito de lesiones contemplado en el Código Penal. La Fiscalía de Segovia pide la apertura de juicio oral y solicita cuatro años de cárcel para los dos investigados, que agredieron a una tercera persona a raíz de una discusión por el pago de unos cafés-

Los hechos se remontan a octubre de 2015 y ocurrieron en un establecimiento hostelero de Boceguillas. Según el escrito de acusación provisional del fiscal, los dos acusados discutieron con otra persona que les exigía el abono de unos cafés. La trifulca fue creciendo y la tensión «degeneró en una agresión en la que ambos acusados, actuando de forma conjunta y simultánea, golpearon» a la víctima.

El ministerio también precisa la presencia de otras dos personas más que, al parecer, se sumaron a la paliza. Sin embargo, señala que no han sido identificadas. El escrito indica que los atacantes «le cortaron la cara con trozos de platos o tazas rotas y le pisaron la cara contra el suelo».

Como consecuencia de los golpes, la víctima sufrió una herida de quince centímetros en la parte derecha de la cara y otra por debajo del mentón, además de contusiones varias que le impidieron hacer sus ocupaciones habituales durante diez días.

La que formula la Fiscalía es de cuatro años de cárcel para cada uno de los dos investigados por un supuesto delito de lesiones. También pide que «en todo caso» se imponga a los acusados la prohibición de acercarse a menos de 200 metros al agredido y al lugar de los hechos por un tiempo de cinco años.

«La pena de prisión deberá ser sustituida, conforme a lo establecido en el artículo 89 del Código Penal, por expulsión del territorio nacional por un tiempo de seis años», añade la petición trasladada por el fiscal, quien también demanda una indemnización conjunta de 600 euros por las jornadas de incapacidad.