Luquero advierte: Si el presupuesto es vetado, quienes voten en contra responderían ante el juez

La alcaldesa. Clara Luquero.Tanarro
La alcaldesa. Clara Luquero.Tanarro
  • La alcaldesa afirma que sin unas cuentas para este año, las obligaciones por sentencias no se podrían afrontar y la Justicia «reclamaría» el cumplimiento

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, ha indicado que si el proyecto de presupuestos municipales elaborado por el equipo de gobierno para 2017 no saliera adelante en el pleno de este viernes, los concejales que voten en contra responderían «ante el juez». Una afirmación que la regidora ha ligado con los pagos a los que tienen que hacer frente las arcas municipales por diversas sentencias judiciales, relacionadas casi todas con temas urbanísticos. El Consistorio ha alcanzado planes de pago en plazos, pero Luquero ha reiterado que sin unos presupuestos para este año, esas obligaciones no se podrían afrontar y la Justicia «reclamaría» el cumplimiento.

Un escenario en el que el Ayuntamiento justificaría haber cumplido con su parte, al haber redactado un proyecto de cuentas, con la previsión de esos abonos, por lo que, según Clara Luquero, serían los ediles responsables de que las cuentas no salieran adelante quienes tendrían que aportar explicaciones, ante los «serios problemas legales» que encararía la ciudad, informa Europa Press. No obstante, todo apunta a que los presupuestos se aprobarán, gracias a los doce voces socialistas del equipo de gobierno y a la abstención de las dos ediles de Ciudadanos. Los portavoces de ambas formaciones han rubricado este miércoles el acuerdo que va a permitir la aprobación de los presupuestos.

Entre los puntos de ese acuerdo destaca el que contempla la posibilidad de destinar los 350.000 euros previstos para el Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT) a actuaciones que decidan las asociaciones de vecinos en el caso de que a 31 de agosto no haya un proyecto definido, real, viable y con rentabilidad económica y social para el CAT.

También se propone dotar de los recursos necesarios par la realización de la auditoría operativa del área municipal de Urbanismo. En este punto, el pacto especifica que se destinarán 50.000 euros. Una cantidad que podría destinarse a la contratación de un técnico de apoyo al interventor municipal para llevar a cabo esa tarea en tres meses, con la posibilidad de una prórroga por otro mas, según las explicaciones de la portavoz naranja, María José García Orejana.

Alfonso Reguera ha asegurado que se trata de un acuerdo «transparente y puntual», al tiempo que ha señalado que con estas semanas de diálogo con Ciudadanos se pueden abrir «nuevas vías» de colaboración. El portavoz de los socialistas ha aprovechado para criticar al resto de fuerzas políticas presentes en el Ayuntamiento. Del grupo municipal de UPyD-Centrados en Segovia, que cuenta con dos concejales, Reguera ha dicho que es un partido «fenecido», que ha acabado en «asociación cultural».

Y al hasta ahora socio del equipo de gobierno, el único edil de Izquierda Unida, le reprocha ser «la voz del anterior portavoz» de esta formación y de basar su opinión en asuntos que «vienen arrastrándose desde hace tiempo». Mientras, al Partido Popular el portavoz socialista le ha reprochado que se haya opuesto al diálogo «desde el primer momento». Al margen de esas críticas, Reguera ha valorado las aportaciones de Ciudadanos incluidas en el, como la relativa al compromiso de iniciar los trámites para la realización de una nueva potabilizadora o la creación de una mesa de seguimiento presupuestario y de los acuerdos firmes tomados en Pleno.

Por su parte, la representante de Ciudadanos ha rechazado que el acuerdo en torno al CAT constituya una «carta blanca» para el equipo de gobierno sino una «fecha de caducidad» para definir el proyecto del edificio de Emprendedores, como ha asegurado García Orejana.

Desde el grupo municipal del Partido Popular han reiterado sus críticas a los presupuestos municipales que saldrán adelante este viernes. La portavoz de los populares en el Consistorio, Raquel Fernández, ha asegurado que las cuentas elaboradas por el equipo de gobierno denotan "poca austeridad y rigor", el volumen de inversiones es "más aparente que real "y la presión fiscal no se reduce. Raquel Fernández ha acusado al gobierno municipal de "quedarse con la foto y no pasar a la acción".

Los populares lamentan que se vaya a recibir menos de otras administraciones al no incluir en este presupuesto el ARU de Canonjías. Fernández también ha puesto el acento en capítulos como el gasto en personal, que asegura está "inflado" para después poder tener un "colchón" con el que hacer frente a otras cuestiones. La portavoz de los populares asegura que son muchas las necesidades que no se atienden con ese presupuesto del que el PP no quiere ser "cómplice".