Marisa Delgado, concejala de Personal del Ayuntamiento de Segovia.
Marisa Delgado, concejala de Personal del Ayuntamiento de Segovia. / A. de Torre

UGT critica la
política de personal del Ayuntamiento por «visceralidad» hacia Marisa Delgado,
dice el PSOE

  • El grupo socialista reclama al secretario general de la FeSP del sindicato una «rectificación inmediata»

El grupo municipal del PSOE reaccionó ayer de inmediato ante las críticas al presupuesto de la Sección Sindical de UGT en el Ayuntamiento de Segovia, que afirmó que había apoyado los asuntos de personal en los presupuestos para 2017 por responsabilidad, ya que en él se planteaba «un aumento de plantilla importante y, sobre todo, un 4% de subida de la masa salarial, que no repercutirá por igual en todos los trabajadores». El equipo socialista reclamó al secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Miguel Ángel Mateo, una «inmediata rectificación»

La FeSP de UGT destacó que sus alegaciones, aceptadas por la Junta de Personal, no fueron admitidas por la concejala del área, Marisa Delgado, «y nos dijo que si no estábamos de acuerdo fuéramos al juzgado». El sindicato pone en duda la creación de una plaza de viceinterventor para no sacar a concurso la de interventor cuando se jubile el titular, y subraya que a finales de 2016 «había 140 trabajadores que cobran productividad mensualmente», para concluir que la política de Personal que está llevando Delgado «es totalmente nefasta para la mayoría de los trabajadores del Ayuntamiento», ya que está produciendo «diferencias salariales importantes».

El grupo del PSOE señala que estas declaraciones son «intolerables, además de radicalmente falsas», pues los acuerdos con la junta de personal fueron aprobados por unanimidad de todos los representantes sindicales y «no es de recibo» que UGT diga «cosas totalmente distintas a las que expuso». Lo que subyace, añade, «es una visceralidad personal» de Mateo hacia la concejala de Personal «al pertenecer ambos a distintos sindicatos» en el ámbito del Hospital General, donde ambos trabajan. Dicen los concejales del PSOE que otras federaciones de UGT «ni comparten ni entienden esta salida de tono» de Mateo, y que la paz social «está garantizada» en el Ayuntamiento.