UGT critica que 140 trabajadores municipales cobran productividad pese a haberse suprimido

Marisa Delgado, en una reunión con representantes sindicales. El Norte
Marisa Delgado, en una reunión con representantes sindicales. El Norte
  • Advierte que se está produciendo una doble escala salarial y critica a la concejala Marisa Delgado que contestara a sus alegaciones al presupuesto con un 'si no están de acuerdo, vayan al juzgado'

La Sección Sindical de UGT en el Ayuntamiento de Segovia afirma que apoyó el expediente de los Presupuestos Municipales para el año 2017, por responsabilidad, ya que en él se planteaba «un aumento de plantilla importante y, sobre todo, un 4% de subida de la masa salarial, que no repercutirá por igual en todos los trabajadores». FeSP-UGT hizo varias alegaciones a esos presupuestos a la Junta de Personal, que fueron aceptadas todas, y fueron trasladadas a la Concejalía de Personal.

La concejala de Personal, Marisa Delgado, «no acepto ninguna y nos dijo que si no estábamos de acuerdo fuéramos al Juzgado». Estas alegaciones, explica el sindicato, «consistían básicamente en subida salariales (niveles y complementos) a ciertos funcionarios del agrado de sus respectivos jefes de Servicio». El interventor se va a jubilar, «y en vez de cubrir la plaza se crea una plaza de viceinterventor. Lo que sospechamos es que la plaza vacante de interventor será ocupada por la persona que ocupara la plaza de viceinterventor, lo normal seria sacar la plaza de interventor a concurso», advierte UGT.

Curiosamente, añade, «a la plaza de técnico en el Servicio de Planeamiento Urbanístico se le ha bajado el salario (pasando del nivel 26 al 23). En cambio, en el Servicio de Disciplina Urbanística hay subida salarial al aumentar su nivel. Y asimismo hay una reclasificación de un jardinero a encargado de riego».

FeSP-UGT, afirma que el 22 de diciembre de 2002 se hizo una valoración de puestos de trabajo para suprimir todas las productividades, «y curiosamente nos encontramos que finales del año 2016 había 140 trabajadores que cobran productividad mensualmente, que va desde 552,93 euros hasta los 37,95». Este concepto de productividad, según la legislación vigente, no puede ser periódico en su devengo, ni consolidable. «Sorprende que haya trabajadores que lo llevan cobrando más de 10 años y el caso más sangrante de todos, es la productividad por objetivos que alcanza más de 4.500 euros anuales según la recaudación obtenida. Por las gratificaciones extraordinarias (horas extraordinarias) durante el año 2016 se pagaron 36.400 euros», explica la organización sindical, que considera que la política de Personal que está llevando la Concejala del área «es totalmente nefasta para la mayoría de los trabajadores del Ayuntamiento de Segovia, ya que está produciendo una doble escala salarial según el servicio al que se pertenezca, ya que a igual categoría supone diferente salario, ya que unos cobran horas extraordinarias, productividad, diferentes complementos de destino y específicos habiendo diferencias salariales importantes».

Hace unos años, señala UGT, «hubo un acuerdo donde se tenía que llevar a cabo la reclasificación, debería empezar por los grupos más bajos, la cual se ha efectuado, y terminar en los grupos medios. A fecha de hoy no se ha realizado. Lo que ha sucedido en los tres últimos años que la reclasificación se ha llevado prioritariamente en los grupos más altos, presuntamente sin tener en cuenta criterios objetivos». Tanto UGT como CCOO vamos a impugnar el acuerdo sobre modificación del convenio colectivo del personal laboral.

«Si esta misma política se ha seguido en el resto de Concejalías ('que si no estábamos de acuerdo fuéramos al juzgado'. ) no es de extrañar que el Ayuntamiento de Segovia esté hipotecado por Sentencias Judiciales Firmes, que tienes que pagar y también la repetición de procesos selectivos que ha obligado por los juzgados», afirma FeSP-UGT, que critica que la concejala de Personal quiere laboralizar plazas de la plantilla que son de funcionarios y, como ella misma reconoce, crear estas plazas supone una minorización de las retribuciones del personal en el sector público, marcándose diferencias para el personal laboral con respecto al personal funcionario, y estas plazas son 11 en total. Un principio constitucional avalado por sentencias europeas que a igual trabajo igual salario». En torno al año 2000 se produce la funcionarización de todo el personal del Ayuntamiento de Segovia a través de una prueba selectiva, y en la actualidad no existe personal laboral.

«Lo que pretende el Ayuntamiento de Segovia es que, a través de las subvenciones del SEPE, se cubran plazas que deben de estar ocupadas por personal propio del Ayuntamiento y que estos contratos son principalmente para trabajos extraordinarios». FeSP-UGT reitera que la concejala de Personal «tiene que cambiar la política de Personal que ha llevado a cabo en los últimos años y si nos dice 'que si no estábamos de acuerdo fuéramos al Juzgado' le diremos que como sindicato somos muy obedientes y empezaremos a judicializar todo el tema de personal en diferentes Juzgados, como ya se ha empezado a impugnar el convenio colectivo».