El Norte de Castilla

Rosa María Calaf, Matahombres de Oro

La alcaldesa de Segovia, en el centro, flanqueada por las regidoras zamarriegas de este año, ayer.
La alcaldesa de Segovia, en el centro, flanqueada por las regidoras zamarriegas de este año, ayer. / A. de Torre
  • Las mujeres zamarriegas conceden el título de Ome Bueno e Leal a la Federación Nacional de Fibrosis Quística

La periodista Rosa María Calaf recibirá el nombramiento de Matahombres de Oro en la edición de 2017 de la fiesta de Santa Águeda de Zamarramala, mientras que el reconocimiento de Ome Bueno e Leal irá a parar a la Federación Nacional de Fibrosis Quística. Los galardones se entregarán el domingo, 5 de febrero, jornada central del ciclo festivo que conmemora la reconquista del Alcázar en el año 1227 protagonizada por las mujeres zamarriegas, informa Europa Press.

Zamarramala es un barrio incorporado al municipio de Segovia y las alcaldesas de la fiesta de este año, Maite Cocero y Vanesa González, visitará el jueves 2 de febrero el Ayuntamiento de la capital. La regidora, Clara Luquero, les entregará el bastón de mando de la ciudad antes de que visiten a los representantes de las otras Administraciones públicas.

El sábado, 4 de febrero, tendrá lugar el repique de campanas. A las 12.00 horas está previsto el nombramiento de las alcaldesinas, un nombramiento que este año ha correspondido a Clara Martín y Silvia González. El domingo comenzará con la procesión de la imagen de la mártir por las calles de Zamarramala, con juego de banderas y escolta de alabardas arrebatadas a los sarracenos en la conquista del Alcázar. Tras el baile de las Alcaldesas, el ovetense coro Vetusta intervendrá en la misa. A continuación, se producirá la entrega de nombramientos.

Además de Rosa María Calaf, recogerá el premio de la Federación Nacional de Fibrosis Quística su presidenta, Blanca Ruiz. Igualmente, se nombrará Aguederas Honorarias e Perpetuas a la directora provincial de Educación, Resurrección Pascual, por ser la primera mujer en ocupar ese cargo; a la directora de Cáritas Segovia, Rosario Díez; a la directora de la Fundación Caja Rural de Segovia, Beatriz Serrano; a María Antonia Pozuelo, del Casino de la Unión; a Concepción García Sistac, esposa del ex director de la Academia de Artillería, coronel Javier Alonso Bermejo; y a las Alcaldesas de 2016, Elena Hijosa y Soraya Herrero. También se procederá a la tradicional quema del pelele, tras el pregón, que correrá a cargo de la vicepresidenta del coro Vetusta, Teresa Sánchez. La actuación del grupo de danzas Emperador Teodosio pondrá fin a la mañana.

Durante el acto de presentación que tuvo lugar ayer en el centro cívico Pinilla, de Zamarramala, la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, destacó el carácter «único» de la fiesta zamarriega, como «tesoro» del patrimonio etnográfico, gracias a la conservación asegurada por parte de las mujeres del barrio incorporado.

Interés turístico nacional

Se trata de un ciclo declarado de Interés Turístico Nacional y que ha sido objeto de investigaciones y tesis doctorales, como detalló Luquero. Igualmente, la regidora explicó que, junto al componente festivo, aparece el reivindicativo. En ese sentido, Clara Luquero abogó por aprovechar la fiesta como reclamo de la lucha contra la violencia de género, una lacra que en 2016 dejó 53 mujeres asesinadas.

Por su parte, las alcaldesas de este año comparecieron con el traje de avisar, como es tradición en el acto de presentación de la fiesta. Maite Cocero valoró la responsabilidad que sienten para transmitir el legado de sus predecesoras. Una ilusión que confirmó Rocío González.

El acto concluyó con un homenaje de la organización de la fiesta de Santa Águeda al periodista segoviano Alfredo Matesanz, por su trayectoria de más de cuarenta años en Radio Segovia y que fue distinguido con el nombramiento de Matahombres de Oro en 1988.