Hortelanos ecológicos y urbanitas

fotogalería

Una de las adjudicatarias posa con la alcaldesa.El Norte

  • La alcaldesa entrega las llaves de los huertos de ocio, en los valles del Eresma y Clamores, a los 27 nuevos adjudicatarios

El cultivo de tomates, pepinos o calabacines en plena ciudad ya no es solo un mero pasatiempo para jubilados ni una iniciativa que prime solo el ocio. Además de urbanos, los huertos también son ecológicos y de autoabastecimiento, ya que muchos vecinos han visto en la agricultura urbana una nueva herramienta para sortear la crisis. El perfil de los hortelanos urbanitas es muy variado: los hay jóvenes y mayores, trabajadores en activo y jubilados. La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, entregó ayer las llaves de los huertos de ocio, de titularidad municipal, a los 27 nuevos adjudicatarios de estas parcelas, situadas en los valles del Eresma y Clamores. Los nuevos hortelanos, fruto de un sorteo informático celebrado el pasado mes de mayo entre las 70 solicitudes admitidas, podrán cultivar los huertos hasta el 30 de noviembre de 2020. El resto forman parte de la lista de espera por si se produjera alguna renuncia o baja a lo largo del periodo de adjudicación.

Fotos

  • Entrega de los huertos de ocio a los nuevos adjudicatarios

Los 27 huertos adjudicados tienen un tamaño medio de 55 metros cuadrados. Nueve de ellos se encuentran situados en el Valle del Clamores (Huerta de la Hontanilla) y dieciocho en el Valle del Eresma (Huerta del Baño). Este grupo de parcelas supone el 50% del total de huertos municipales disponibles, ya que los titulares del otro 50% tienen todavía dos años por delante para disfrutar de las huertas. Además de las llaves, los hortelanos recibieron, en el antiguo salón de recepciones, las primeras indicaciones del personal de la Unidad Especial, que a partir de ahora estarán a su disposición para aclarar las dudas que les puedan surgir durante su actividad, información sobre plagas y enfermedades, y sobre los cultivos más adecuados, siempre plantas comestibles, de tradición hortícola, aromáticas o medicinales.

También se les comunica las fechas en las que se celebrarán los talleres de horticultura ecológica que les aportará un mayor conocimiento sobre el tratamiento de los huertos de ocio. La agricultura que deben practicar será ecológica, prescindiendo, por lo tanto, de productos químicos. El uso y disfrute de estas parcelas está regulado por la ordenanza de Ocupación de Terrenos Municipales dedicados a Huertos de Ocio, en vigor desde octubre de 2013, y en la que se especifican los derechos y deberes de los hortelanos..

Este programa municipal, que ha arraigado con fuerza entre la población, contribuye al mantenimiento e impulso del oficio de hortelano, así como a la conservación de las técnicas de cultivo tradicional y del paisaje hortícola característico del cinturón verde de Segovia.

Hace ya diceciocho años que comenzó la iniciativa –en 1999– y desde entonces la aceptación y la demanda de los huertos ha ido creciendo paulatinamente. Hasta el punto que fue necesario una ampliación de zonas para los huertos. En un principio solo estaban los de la zona de la Hontanilla, y posteriormente se concedió la Huerta del Baño para su uso debido precisamente a las numerosas peticiones que recibía el Ayuntamiento de Segovia.