Fuentepelayo empieza a liberarse del olor nauseabundo de los vertidos ilegales

vídeo

Una de las máquinas procede a la retirada de residuos. Antonio de Torre

  • La Junta estima que la retirada de los residuos amontonados durará dos semanas

La retirada, transporte y procesado de los residuos amontonados en tierras de labor por la propiedad de la planta de compostaje de Fuentepelayo ha comenzado este miércoles y se extenderá alrededor de dos semanas, según ha calculado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. El delegado territorial en Segovia, Javier López-Escobar, ha presenciado el inicio de esa retirada que anunciaba este martes Suárez-Quiñones. Junto a López-Escobar, han estado presentes el alcalde de Fuentepelayo, Daniel López Torrego; el responsable de la plataforma ciudadana No Más Mierda, José Luis Ordóñez; así como otros miembros de la Corporación y vecinos del municipio, informa Europa Press.

  • El Ayuntamiento de Segovia entrega los huertos de ocio a los nuevos adjudicatarios

El representante de la Junta en la provincia ha deseado en Fuentepelayo que la retirada de los residuos sea el comienzo de la «solución definitiva» para el problema generado por la planta de compostaje y que el municipio vuelva a ser conocido por ser un lugar «emprendedor, de acogida y educador».

Según López-Escobar, aún queda «mucho trabajo» por hacer porque la recogida del material amontonado «no soluciona el problema». En ese sentido, el delegado territorial ha recordado que el asunto alcanza otros planos, como el social. Además, ha recalcado que se mantiene la vigilancia por la afección que la actividad de la planta de compostaje pueda suponer para la salud de los habitantes de la zona, aunque López-Escobar ha zanjado que eso no significa que los residuos sean peligrosos.

El delegado ha apuntado que este tema superó «todo lo tolerable» a finales de 2015, cuando se alcanzaron unos «límites de abuso de la paciencia» de los vecinos, que son «intolerables"».

Por su parte, José Luis Ordóñez ha señalado que el olor que ha surgido al comenzar a actuar las máquinas este miércoles ha recordado al «nauseabundo» que percibieron los vecinos de Fuentepelayo como consecuencia de la "nefasta" actividad desarrollada por la planta de tratamiento de residuos. Igualmente, el portavoz de la plataforma No Más Mierda, ha argumentado que el colectivo aspira a continuar el contacto con las instituciones públicas para que se conozca el alcance de la contaminación generada. En ese sentido, Ordóñez confía en mantener nuevos encuentros con representantes tanto de la Subdelegación del Gobierno en Segovia como de la Delegación Territorial de la Junta.

Asimismo, la plataforma tenía prevista para este miércoles una reunión con representantes de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), para tratar el contenido del informe de la Fiscalía de Medio Ambiente, sobre la contaminación de las aguas de la zona, tanto superficiales como subterráneas. Sin embargo, el inicio de la retirada de los montones de residuos ha motivado que el encuentro se posponga.

La empresa contratada por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para realizar los trabajos de retirada, transporte y procesado de las 2.074 toneladas de residuos amontonados en parcelas es Sertego Servicios Medioambientales SLU, gestora autorizada de residuos. El material acopiado se reparte en 31 montones repartidos en diez fincas, con un volumen estimado de 3.457 metros cúbicos.