45 nuevas ideas empresariales de Segovia recibieron ayudas de la Diputación en 2016

Pinos en resinación, un sector que cobra auge y en el que crece la petición de ayudas.
Pinos en resinación, un sector que cobra auge y en el que crece la petición de ayudas. / M. R.
  • Hostelería, con ocho, y comercio, con cinco, fueron los sectores que obtuvieron más subvenciones desde el área de Promoción Económica

Una escuela de negocios, una empresa de transportes, trabajadores de la resina, bares y comercios. Las subvenciones para nuevas empresas ubicadas en la provincia y concedidas por la Diputación de Segovia beneficiaron en 2016 a 45 actividades empresariales, por un importe global de 47.659 euros. Son ayudas pequeñas, de entre 500 y 1.700 euros, pero muy valiosas para la puesta en marcha de las nuevas iniciativas empresariales.

Las ayudas que concedió el área de promoción Económica de la Diputación se destinaron a trabajadores por cuenta propia cuya fecha de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos o en la mutualidad del Colegio Profesional estuviera fechada entre el 25 de julio de 2015 y el 10 de junio de 2016 (fecha de publicación de la convocatoria en el BOP). Uno de los requisitos era que la actividad empresarial debía desarrollarse en municipios de menos de 20.000 habitantes, lo que en la práctica engloba toda la provincia excepto Segovia capital.

El gasto subvencionable cubría las cuotas abonadas al régimen de autónomos de la Seguridad Social o, en su caso, a la mutualidad profesional, estipulándose una serie de parámetros tales como la población existente en el municipio de la actividad (a menos población más puntos), ser mayor de 45 años o menor de 30, y tener empleados, entre otros. Así, la cantidad máxima se concedió a una escuela de negocios (1.629 euros), y la mínima (543 euros) fue para un consultora energética y un autónomo de la construcción. La media de la ayuda se situó en torno a los 1.060 euros.

Como ya ocurrió en anteriores convocatorias, el sector hostelero fue el que más proyectos aportó, ocho en total, seguido del comercio (cinco). Sin embargo, se incorporaron también actividades en auge, como las relacionadas con la resina, que beneficiaron a cuatro proyectos, o el comercio ‘on line’, dos.

«Se trata de una línea de ayudas de gran aceptación y no requiere grandes desarrollos burocráticos. Desde la Diputación, consideramos que facilitar la creación de empresas en el medio rural es esencial en la lucha contra la despoblación y el paro, así que estamos trabajando en sacar más ayudas a este colectivo, esperamos dar novedades en las próximas semanas», explica Jaime Pérez, diputado delegado de Promoción Económica.