Sotosalbos reconstruye y pone en marcha la antigua fragua del pueblo

Jacobo, vecino de Sotosalbos, trabaja en la fragua el día de la inauguración.
Jacobo, vecino de Sotosalbos, trabaja en la fragua el día de la inauguración. / El Norte
  • El Ayuntamiento ofrece la instalación inaugurada a los vecinos para que la utilicen

Niños y adultos no perdieron de vista ayer al artesano mientras trabajaba el hierro en la chimenea, o cuando enfriaba la forja en la pila de piedra. Jacobo, que realizó el primer encendido, disfrutó con el fuego y el humo y se sorprendió al ver funcionar el antiguo fuelle con el sistema de poleas instalado, tal y como estaba en la fragua original. Porque el fuelle de grandes dimensiones es uno de los utensilios conservados de la fragua que tuvo el pueblo de Sotosalbos, que ha reconstruido el Ayuntamiento para que vecinos y visitantes la admiren y para que cualquier persona interesada en utilizarla, lo haga.

La inauguración de la fragua municipal de Sotosalbos fue este viernes, el día de Reyes por la mañana, con un primer encendido al que asistieron muchos niños del pueblo y de localidades cercanas, así como un grupo de adultos que así recordaron este viejo oficio.

Jacobo, vecino de Sotosalbos aficionado a la forja, se ofreció voluntario para realizar la prueba de la nueva construcción ejecutada por el Consistorio a través de una subvención del Parque de Guadarrama. La instalación ha sido recuperada en el lugar en que durante siglos se ubicó la antigua fragua del pueblo, que tuvo que ser derribada hace años porque estaba en ruinas, aunque sí pudieron conservarse utensilios como el fuelle.

El proyecto ha mantenido la estética y la tipología constructiva del municipio, con materiales tradicionales como la piedra, la madera, el cemento blanco y la teja árabe. La construcción se ha realizado dejando uno de los laterales a modo de un gran ventanal, cerrado con una reja, de forma que su uso favorezca la exhibición del artesano y la divulgación del oficio de herrero.

Señala el alcalde del municipio, Feliciano Isabel Gimeno, que «las personas que nos hemos criado en Sotosalbos, crecimos viendo cómo el herrero del pueblo arreglaba utensilios y fabricaba ruedas, remaches y todo lo imaginable en su taller», de ahí que recuperar esta fragua haya tenido «un punto de nostalgia de aquellos años», apunta.

Un punto de nostalgia

«Creo que los niños entienden muchas cosas si aprenden cómo eran estos viejos oficios, y por eso esperamos que esta nueva fragua se utilice con frecuencia, en especial como un añadido a la próxima Feria del Arcipreste que celebraremos el sábado 29 de julio y en la que tanto el Ayuntamiento como la Asociación El Acebo ya estamos trabajando», afirma Feliciano Isabel.

Además, aunque construida a la vieja usanza, la fragua también cuenta con iluminación y energía eléctrica, por si es necesario utilizar herramientas para terminar las piezas. De hecho, la recuperación de la fragua «se ideó para que pueda ser utilizada por cualquier artesano o persona que lo desee», informa el alcalde de Sotosalbos. Para utilizarla, solo hay que solicitar su uso en el Ayuntamiento, en el teléfono 921403119 (los martes de 12:30 a 14:30 y de 16 a 18:30 horas y los jueves de 16 a 18 horas) o a través del correo electrónico secretario@sotosalbos.es.

La recuperación de la fragua había que celebrarla y, al finalizar la exhibición, el Ayuntamiento ofreció un aperitivo para todas las personas que asistieron a la inauguración.