El Norte de Castilla

Los Magos recorren Cuéllar en una ruta de ilusión

Melchor, Gaspar y Baltasar en la visita a uno de los belenes vivientes de Cuéllar.
Melchor, Gaspar y Baltasar en la visita a uno de los belenes vivientes de Cuéllar. / M. Rico
  • Cientos de cuellaranos arropan a los reyes en su visita a los belenes vivientes y en el recorrido hasta la Plaza Mayor

Los pequeños de Cuéllar vivieron este jueves una de las noches más emocionantes del año gracias a la llegada de los Reyes Magos y su cabalgata, que recorrió prácticamente toda la localidad, en la que fue una jornada intensa para Sus Majestades, que llegaron a la villa durante la mañana, momento que ocuparon en visitar y entregar regalos y roscones a los usuarios y trabajadores de la residencia de ancianos El Alamillo, el centro de mayores Valdihuertos, el Centro de Día de Personas Mayores, dependiente de la Gerencia Territorial de Servicios Sociales, el centro Mar de Pinares de Apadefim-Fundación Personas y la comunidad de hermanas clarisas de la localidad.

Ya a las 18:00 horas, los Magos de Oriente se subían en sus carrozas, engalanadas por los miembros de las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de los colegios de la localidad, quienes, junto con sus hijos, hicieron las labores de pajes de los Reyes, y partían desde el colegio de San Gil hasta la iglesia de San Andrés, donde ya esperaban decenas de niños y donde se situaba el primero de los belenes vivientes ubicados por los distintos barrios del municipio.

Sus Majestades bajaron de sus carrozas para acercarse hasta el belén viviente, donde les esperaban un pequeño Jesús, María, José, dos ángeles y varios pastorcillos. Repartieron caramelos e ilusión entre los niños y continuaron su recorrido, no sin antes posar junto a los más pequeños en decenas de fotos. El ritual se repitió en los belenes vivientes instalados en Valdihuertos, San Francisco, Santa Clara, El Salvador, La Cuesta y la Plaza Mayor, donde concluyó el recorrido.

A lo largo del camino los pequeños que acompañaban a los Magos en sus carrozas, repartieron cientos de bolsas de ‘gusanitos’ y decenas de kilos de caramelos, que lanzaban entusiasmados y eran recogidos con igual alegría por los niños que se encontraban a pie de calle, disfrutando del espectáculo y la magia de los Reyes.

Por segundo año, Sus Majestades viajaban en carrozas temáticas. En esta ocasión se ha optado por hacer un guiño a las tres culturas: cristiana (carroza de Gaspar), judía (carroza de Melchor), y musulmana (carroza de Baltasar), y sobre las mismas versaban los adornos y luces con las que se engalanaban.

Tras la conclusión de la cabalgata, los Magos subieron al balcón del Ayuntamiento, desde donde lanzaron sus mejores deseos para todos los cuellaranos, y, seguidamente, en el salón de Plenos del Ayuntamiento, entregaron regalos a varios niños, además de los premios del concurso de belenes.