El Norte de Castilla

Vallado ante una de lasa partes de la cárcel de Segovia. A
Vallado ante una de lasa partes de la cárcel de Segovia. A / ntonio de Torre

Siguen los impagos al personal de mantenimiento de la cárcel de Segovia

  • Unión General de Trabajadores (UGT) indica que hay cinco trabajadores a los que la empresa adeuda cuatro nóminas y la paga extra de navidad

Primero fue Comisiones Obreras y ahora es Unión General de Trabajadores la que da la voz de alarma. Cinco empleados del área de mantenimiento de la cárcel de Segovia sufren constantes impagos por parte de la empresa adjudicatria de la subcontrata de este servicio. A día de hoy arrastran cinco retribuciones pendientes de cobro, cuatro son de mensualidades adeudadas a las que hay que añadir la paga extraordinaria de Navidad, informa el responsable de la Federación de Servicios Públicos de UGT en la provincia, Miguel Ángel Mateo.

Ante esta situación, la organización sindical reclama a la administración del centro penitenciario segoviano de Perogordo que deje de abonar el contrato a la empresa deudora y que ese dinero sea asignado a los trabajadores de mantenimiento de la prisión. Cuatro de ellos están a jornada completa y el quinto es un ingeniero a media jornada. Los números que hace UGT para calcular el cómputo total del monto que la compañía debe a estos operarios indican que están pendientes de pago unos 26.000 euros aproximadamente referidos a las mensualidades y más de 5.000 euros de la paga extraordinaria.

La empresa que presta actualmente el servicio de mantenimiento de la cárcel de Segovia es EOC Obras y Servicios, que posee un contrati de 24 meses de duración por una licitación de 333.966 euros.

Hay sentencias precedentes

El responsable sindical explica que ya hay precedentes judiciales sobre un conflicto similar con esta empresa y su concesión en instituciones penitenciarias en los que se ha dado la razón a los trabajadores. Sin embargo, la resolución del conflicto en casos como el de la cárcel de Segovia, donde son pocos operarios damnificados por el modo de operar de la compañía, es más compleja. Esta plantilla tan exigua resta capacidad de presión y evita los comités de empresa, lamentan los representantes sindicales.

Mateo confirma que tanto la Inspección de Trabajo como los tribunales ya están al corriente de los impagos que padece este personal. Como comentó hace unos meses el portavoz de Comisiones Obreras, Carlos Casal, la estrategia empresarial consiste en que «sí cotizan a la Seguridad Social y el IRPF, por lo que a efectos de la inspección cumplen con la Seguridad Social».

Miguel Ángel Mateo, por su parte, explica el 'juego' de la adjudicataria. Cuando se acerca el plazo tope para que los trabajadores puedan denunciar el impago, rescindir los contratos y solicitar una indemnización, la empresa abona «uno o dos meses». De esa forma «vuelve a empezar a contar» el tiempo y vuelven a reproducirse los impagos hasta el nuevo plazo. «Sistemáticamente aguanta tres meses sin pagar las nóminas porque sabe que a partir del cuarto mes puede ir al juzgado», apostilla el portavoz de CC OO.